20170820_100259

En el post de hoy recordaré nuestra ruta por uno de los muchos senderos del Parque Nacional Krokonose en República Checa.

Desde nuestro hotel en la conocida Estación de Sky Pindleruv Mlýn, vamos en nuestro “moradito” (autobús del grupo) hasta el cercano telesilla que sube al Pico Medvedíndónde empezará nuestra ruta a pie.

DSC_0420

Arriba hay una cafetería restaurante y una zona recreativa para niños muy divertida, pero ¡CUIDADO CON LOS SALTOS!

Primero recorremos una bonita pista de arena entre árboles y arbustos, arándanos sobre todo.

Un pequeño mirador donde ver otras montañas y la gran extensión del Parque Nacional, una subida de unos 7Km con un gran tramo de pista asfaltada, hace que no solo disfrute del paisaje, si no también del propio “camino” en soledad, del camino con alguien a quien quieres, disfrutando de ese compartir el camino, el silencio,… o caminar junto a quien no conoces, pero que es agradable su compañía,… Hay tantas formas de camino, de caminar,… solo hay que encontrar la tuya y ver cuál es la que quieres en cada momento.

La subida la hacemos respetando el ritmo de cada persona, el mío es paso corto, pero constante, así puedo llegar arriba sin agobio, contenta con mi paso.

Se llega a un pequeño refugio y ya apenas hay subida y donde hay un pequeño monumento, donde puede ir el que quiera.

Nuestro camino ahora sigue de nuevo por una pista de tierra con vistas hacia donde llegaremos a comer y posiblemente una de las partes más bonitas de la ruta. Pasamos también por un bunker que podría ser de la 1ª Guerra Mundial.

Empezamos a caminar también por pasarelas de madera y agua, nos acercamos a la cascada más famosa del parque: Pancavský Vodopád.

20170820_113616

DSC_0519

A mi me pareció un lugar para contemplar y disfrutar de la vista un poco más; pero ir en un grupo tiene algún inconveniente, como el de no parar el tiempo que quieras en un sitio, pero bueno… hay que continuar.

Llegamos ya al refugio enorme en el que comeríamos después, pero primero debemos llegar a nuestro objetivo del día: El Nacimiento del Elba.

Una pequeña subida y un camino en una llanura, nos lleva al nacimiento, un pequeño hueco en el suelo, rodeado de piedras, forman el origen de uno de los ríos más importantes de Centro Europa.

En un muro, podemos ver todos los escudos de las ciudades por donde pasa el Elba y alguna que otra bonita escultura.

Retrocedemos nuestros pasos hasta llegar al refugio de montaña, para comer nuestro picnic de sandwichitos, fuet español y el delicioso queso que Óscar  compró en Jicín, disfrutando a la vez de la bonita vista y de la buena compañía.

Tenemos 1 hora para ponernos de nuevo en camino y recorrer los 9km hasta la base del telesilla Medvedín, donde nos recogerá nuestro “moradito”.

El camino de bajada es precioso entre árboles, arbustos y las vistas al camino hecho por la mañana, viendo desde abajo a bonita cascada Pancavský Vodepád. Lo peor de la bajada son las numerosas piedras del camino, que nos hacían ir muy pendientes del sendero, pero desde luego el camino precioso.

Durante la bajada el grupo se desperdigó, cada uno a su ritmo, haciendo fotos, comiendo arándanos,… una bajada muy agradable.

No puede faltar un remojón en el agua helada del Elba, aunque todos piensen que estamos locos.

No hay nada como terminar una ruta de unos 18Km, con una buena cerveza y en la mejor de las compañías.

En el próximo post la subida al Pico más alto de República Checa.

Todo lo contado en este post y las fotos publicadas son de nuestro viaje agosto 2.017 a República Checa.