Parque Natural de Jandía y Playa de Cofete, en la penísula de Jandía.

Etiquetas

, , , , ,

Nuestro último día en Fuerteventura, lo habíamos reservado para otra de las joyas de la isla, el Parque Natural de Jandía y la Playa de Cofete, en el Sur.

Uno de nuestros objetivos desde el principio era ir a la peligrosa playa de Cofete. Nuestra idea era ir con nuestro coche de alquiler y tener tiempo para disfrutar a nuestro ritmo de la zona. Pero después de mucho leer, vimos que con ese coche que teníamos iba a ser difícil llegar. Lo mejor era ir en coches 4 x 4.

Vimos que el seguro de los coches NO incluye si vas a Cofete y te quedas atascado por la arena o tienes una avería, la grúa por llegar allí puede costar unos 1500€, que repito NO incluía el seguro.

Así que contratamos una excursión que salía desde nuestro hotel Occidental Jandía Playa. Pagamos 59€ por persona. De 9:30h a 16:00. Te recogen y te dejan en el hotel y con comida incluida.

Ahora os cuento en qué consistía la excursión:

  1. Puerto de Morro Jable.
  2. Encuentro con un rebaño de cabras en el Parque Natural de Jandía.
  3. Mirador playa de Cofete.
  4. Playa de Cofete.
  5. Baño en otra playa.
  6. Faro de Jandía.
  7. Comida en El Puertito.

Nos recoge el guía que nos acompañará durante toda la excursión, muy puntual en la puerta de nuestro hotel. Todos los hoteles de la zona también la ofertan. La empresa era Discovery Safary 4×4.

  1. En primer lugar vamos al Puerto de Morro Jable, para ver una familia de mantas que van todos los días “a desayunar”.

¡Las hay de todos los tamaños!

Justo enfrente del puerto está el Centro de Recuperación y Conservación de tortugas marinas de Fuerteventura.

Abre a las 10, nos da tiempo a ver a las mantas para después pasar y poder ver algunas de las piscinas, donde en ese momento tenían 2, para nosotros ¡enormes!

Llevan tortugas que encuentran en malas condiciones y en el Centro intentan recuperarlas.

Tienen un proyecto para la reintroducción de las tortugas marinas en la isla y es en Cofete, durante una o dos veces al año donde las sueltan para intentar que sea allí donde vayan después a poner sus huevos.

Dejamos el puerto de Morro Jable atrás y ya metidos en el Parque Natural de Jandía en un camino de tierra para ir a Cofete.

2. Paramos en una finca donde hay cabras majoreras. Nos cuentan los tipos que hay y que no podemos irnos de Fuerteventura sin probar el queso.

Esas cabras están muy acostumbradas a ver a los turistas. Son muy juguetonas.

¿Qué me decís de las vistas del Parque Natural?

Durante el camino, los guías conductores, hacen que sea muy divertido, otra montaña rusa, (igual que el trayecto en barco taxi al Islote de Lobos).

3. Llegamos al Mirador, donde se ve toda la playa entera que se llama Barlovento. Cofete es el tramo de playa que coincide con el pueblo del mismo nombre.

En el mirador muchísimo viento, pero las vistas increíbles, (increíble es mi palabra más usada en todo el viaje a La Palma y Fuerteventura).

4. Bajamos a la playa de Cofete, me hubiera encantado bañarme, pero no tenemos mucho tiempo y además es una playa muy peligrosa para el baño. Pero estupenda para una sesión de fotos.

El aparcamiento está al lado de un pequeño cementerio. La casa que vemos desde la playa es la llamada Casa Winter. Se dice que en esta casa se refugiaban alemanes, antes de viajar a América y no ser capturados y condenados por todo lo que pasó durante la 2ª Guerra Mundial.

A lo largo del camino vemos una planta, el cardón, cactus protegido.

5. Como está muy claro que nos hemos quedado con las ganas de bañarnos, los guías nos llevan a una playa para nosotros (según sople el viento llevan a una u otra playa con acceso con los 4×4).

Esta playa está muy cerca de Cofete, en la costa oeste de la isla, pero como está resguardada, no es peligrosa y ¡nos bañamos!

6. Siguiente parada de la excursión: Faro de Jandía. Último punto de la isla y tiene la peculiaridad de que en su punta se mezclan las aguas de las dos vertientes de la isla, (Océano Atlántico en las dos, recordemos) pero uno viene del lado Este y el otro del Oeste.

Faro de Jandía

7. Nuestra última parada en esta excursión es una pequeña población llamada El Puertito. Hay tres restaurantes y como os conté antes llevábamos la comida incluida.

Hacen mucho hincapié en que si somos españoles, a lo mejor no nos entusiasma la paella. El restaurante donde comemos nosotros se llama El Caletón. La paella se deja comer y fue muy agradable la comida por la compañía y por una buena conversación sobre lugares de Fuerteventura.

Se nos pasó volando la comida, cuando nos dimos cuenta, nos tuvimos que ir. Los coches nos esperaban para volver al hotel. Todavía nos queda una tarde para disfrutar de este mar que me enamora.

Termina un viaje ¡increíble! Ahora toca empezar a hablar de los viajes, de los pocos viajes del 2020, del raro año en el que estamos 2020.

Las fotografías y los comentarios son de Imagina Y Vive Tu Viaje en el Parque Natural de Jandía, Fuerteventura. Agosto 2019.

Playas del Matorral y de la Pared en la Península de Jandía. Fuerteventura.

Etiquetas

, , , ,

Nuestra llegada al Sur de Fuerteventura prometía ser tranquila, pero muy interesante. Nuestro hotel Occidental Jandía Playa en Morro Jable, será nuestro epicentro para conocer esa parte de la isla.

Por curiosidad os diré, que los jables son acumulaciones de arenas marinas transportadas por el viento. Morro antiguamente era el pueblo pesquero.

La primera playa que visitaremos es la que está directamente saliendo de nuestro hotel, en un paseo de 10 minutos. Tenemos que atravesar toda la instalación del hotel que ¡es enorme! Tenemos que coger un ascensor que nos lleva al nivel del mar y a un centro comercial al aire libre.

Llegamos al paseo de arena después de cruzar la carretera y allí la playa del Matorral.

La playa del Matorral

Es un espacio protegido, declarado sitio de interés científico. Único humedal de Canarias de 115,6 hectáreas de extensión.

En nuestra primera vez en esta playa, no tiene orilla. El agua ha hecho un escalón en la arena. Una arena blanca y un agua con un color precioso y ¡olas!

Otras veces que fuimos, el agua inundaba el terreno casi hasta la carretera.

Parece que estás en otra playa muy diferente. Desaparece incluso el escalón de arena y se convierte en una playa totalmente llana.

Faro de Morro Jable

La playa llega hasta el faro de Morro Jable, donde también parece que hemos cambiado de población. Está más cerca del pueblo. Eso significa que hay más gente, pero más servicios. También está la famosa Duna de Jandía.

En este punto se llama Playa de Jandía.

Playa de la Pared

Es la otra playa que os quiero enseñar, aunque está al Oeste de la Península de Jandía. Os dejo el mapa. Se pueden hacer las dos el mismo día.

Nosotros dejamos el coche en el restaurante Bahía La Pared, fue la única señal que encontramos para ir a la playa.

El sitio es realmente mágico, aunque difícil bañarse, si quieres bañarte mejor ir a la que está más cerca del pueblo que se llama “Viejo Rey”.

Primero subimos por lo que se llama La Pared. Hay dunas fosilizadas, es muy bonito, no ir con chanclas, porque es un poco peligrosillo, resbala y hace mucho viento. Pero merece la pena, nosotros fuimos como 1 hora antes del anochecer y la luz era preciosa.

Os dejo las fotos para que veáis si os merece la pena o no hacer los 20 minutos de coche.

Vemos que entre la dura arena hay ardillas, las de cola cuadrada, como las que nos hemos encontrado en otras zonas de la isla. También nos vigilan una pareja de cuervos.

Volvemos donde hemos dejado el coche, el restaurante Bahía la Pared, con las estupendas vistas. Qué bien me sienta la cerveza canaria en ese lugar. ¡Por mi que se quite el todo incluido del hotel! Pedimos una ración de calamares, que están espectaculares…. Creemos que es un sitio ideal para pasar el día.

Podéis ir por la mañana a la Pared, comer allí y por la tarde ir a la del Matorral, (hay mucha más oferta de alojamientos). Nosotros lo hicimos al revés y ¡genial!

Seguro que estáis pensando en que no os he hablado de la playa de Cofete y es que esa, os la enseñaré cuando os cuente una excursión que hicimos por la zona y se merece una entrada diferente.

Las fotografías y los comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje en las playas del Matorral y la Pared, Fuerteventura. Agosto 2019.

Turista en mi ciudad: Madrid. Zona Retiro – Cibeles.

Etiquetas

, , , ,

Otra de mis salidas como turista en mi ciudad, Madrid ha sido el Parque del Retiro, sobre todo para ver la exposición en el Palacio de Cristal de Petrit Halilaj, la de las flores tan fotografiada en redes sociales durante todo el verano.

Pero os quiero proponer qué hacer desde medio día en la zona de Retiro – Cibeles.

Dando gusto al paladar en…

Os propongo un sitio donde comer unos platos combinando la cocina fusión, de autor, de mercado,… Con un sabor a Cádiz, pero también a oriente. Ese sitio es Kulto.

Han recolocado el espacio para poder tener distancia social en esta época de Covid-19.

Una carta interesante de finos, manzanillas y palos cortados, si os gustan seguro que encontráis el vuestro. Yo soy más de caña y tienen Mahou

Decorado con sencillez, pero me gusta mucho, es muy agradable. Puedes ver la cocina desde las mesas.

En esa ocasión sólo íbamos dos y os pongo lo que pedimos. Nos pusieron un humus que estaba buenísimo.

Pedimos tres platos que nos sacaron poco a poco, pudimos disfrutar de los sabores de cada plato.

Empezamos con una ensalada de calabacín, tomates secos trufados, almendras y parmesano. Continuamos con tarantelo de atún al fuego de romero. Terminamos con una fideua en wok (fuera de carta).

No nos pudimos resistir a su postre más famoso, lemon pie y su cremoso café.

No sé si estamos listo para un paseo por el Retiro o una siesta, la verdad…. Está claro que paseo por El Retiro. En esta ocasión teníamos un objetivo claro.

Entramos por la entrada de la Avenida de Menéndez Pelayo, por donde suele estar la Feria del Libro, este año, como casi todo cancelada.

Todo de frente llegamos al Monumento a Alfonso XII, que por cierto me resulta imposible conseguir la visita guiada.

Exposición en el Palacio de Cristal de Petrit Halilaj.

A un cuervo y los huracanes que, desde lugares desconocidos, traen de vuelta olores de humanos enamorados.

Todo el verano he visto las fantásticas flores en todas las redes y no podía terminar mis vacaciones sin ver esa original exposición. Tranquilos si no la habéis visto todavía, termina el 28 de febrero de 2021. Es de acceso gratuito así que tenéis tiempo. (El otoño también es ideal para aprovechar el paseo por el parque).

Si ya para mi el Palacio de Cristal es mi lugar favorito del parque, creo que la exposición de Halilaj, lo embellece mucho más.

Palacio de Cristal. Parque del Retiro.

Petrit Halilaj, (Kosovo 1986) ha querido convertir el palacio en un nido, conectando el interior con el exterior. Unas enormes flores para llamar la atención de aves y otras criaturas de las que habitan en el Parque del Retiro.

Las enormes flores que decoran ese gigante nido están realizadas con acero y lienzo pintado. Las ha hecho con su compañero Álvaro Urbano. La elección de las flores está relacionada con su historia personal: forsythias, semillas de palma, flores de cerezo, amapola, clavel y lirio.

Una de las intervenciones que más llama la atención es la de un hombre con cabeza de pájaro: El cuervo blanco que sostiene un trozo de madera. Relacionado también con su propia historia, para ser más exactos con su abuelo.

La figura es increíblemente real, parece que te va a decir algo o que te va a tocar con su mano, pero no lo es.

Era la herramienta de trabajo de su abuelo en el campo y el objeto que sostenía cuando supo que su esposa había dado a luz a su primer hijo. Incapaz de expresar en público su inmensa alegría, que podría haber sido interpretada como un signo de debilidad en una sociedad patriarcal, abrazó el poste con tanta fuerza que pensó que lo rompería.

Creo que no debéis perdérosla….

Al salir de la exposición, no puedo evitar bordear el pequeño estanque que hay enfrente del Palacio. ¡Me encanta esa vista!

Muy cerca del Palacio de Cristal se encuentra El Palacio de Velázquez, otra de las instalaciones de Reina Sofía en el Parque del Retiro.

Palacio de Velázquez. Parque del Retiro.

Exposición de Mario Merz. El tiempo es mudo.

Mario Merz (Milán 1925-2003), utiliza materiales reciclados de distintos tipos que utiliza para sus pinturas, sus esculturas o sus instalaciones.

En la exposición encontramos diferentes obras del artista que le dieron fama y también otras desconocidas. Invita a que nos sumerjamos en un complejo universo visual.

También muy recomendable, aunque ya no os dará tiempo a verla si estáis leyendo esto, porque termina el 30 de agosto.

Nuestra siguiente parada tener claro que es de turista total. Sentarnos en una de las terrazas que están a un lado del Estanque Grande para tomarnos un café. Con tanta calma (como turistas de verdad) que vimos el estanque con y sin barcas.

Con mucha calma y disfrutando del Parque, además se puede caminar sin chocarte con nadie.

Salimos por la puerta pequeña que da a la calle de Alcalá. La que está enfrente de la Parroquia San Manuel y San Benito. Vemos la Puerta de Alcalá, no hay mucha gente…

Bajamos por Alcalá hacia Cibeles y decidimos subir al Mirador del Palacio de Correos, pero está cerrado por tema Covid-19, pero si podemos subir a la

Terraza Cibeles.

Un bar con vistas a la plaza. Si tenemos en cuenta que vamos de turistas y lo haríamos en otra ciudad, ¿por qué no hacerlo en la nuestra? También os digo 6€ por persona solo por subir a la terraza. Si tomas una consumición te lo descuentan del precio. Unos mojitos no baratos, pero un día es un día…

Después del mojito y del viento que hace que casi nos volemos en la terraza, nos vamos a coger el autobús que nos deja en Plaza Castilla, no sin antes darnos cuenta de que nos habría gustado ir a algún que otro sitio más… Madrid es una ciudad llena de posibilidades, pero por hoy ya está bien.

Las fotografías y los comentarios son de Imagina Y Vive Tu Viaje en Madrid. Agosto 2020.

Durmiendo en … Occidental Jandía Playa, Morro Jable.

Etiquetas

, ,

Después de cuatro días intensos en el Norte de Fuerteventura, salimos tranquilamente rumbo a Morro Jable, Sur de Fuerteventura, donde está nuestro último alojamiento de estas vacaciones en Canarias.

Os dejo los enlaces del Norte de la isla por si os apetece echar un vistazo.

Hotel en Corralejo. Nuestro segundo día lo pasamos en el Parque Natural de las Dunas de Corralejo, La Oliva y el Faro del Tostón.

En el tercer día descubrimos el interior de la isla y una parte del oeste. El cuarto día descubriríamos el Islote de Lobos. Así con el Norte más o menos visto (imposible verlo todo).

En nuestra bajada al Sur, intentamos parar en Puerto del Rosario, (la capital de Fuerteventura), pero después de una breve pasada en coche, difícil aparcar y muchísimo calor, nuestros jóvenes compañeros de viaje no estaban por la labor… Me hubiera gustado ver la casa donde estuvo Miguel de Unamuno, pero bueno en otra ocasión será.

Decidimos parar a tomar algo en Caleta de Fuste, para ver si el castillo estaba un poco más a mano.

Vimos que era guirilandia, cuando nos dimos cuenta estábamos metidos dentro de un complejo turístico, con la playa incluída. La playa llena de gente, eso sí, un agua como el de las postales. Os he dejado la foto justo encima. Pero la parada nos sentó fenomenal para combatir el calor.

Desde lejos nuestro hotel parece que no es demasiado, pero cuando te vas acercando vemos que es como un pueblo: Occidental Jandía Playa, de la cadena Barceló.

Ya sólo la zona de recepción nos parece enorme.

Cuando vamos a registrar nuestra llegada nos dicen que hay mucha gente en el hotel y que no está disponible las habitaciones que habíamos reservado…. Tenía que ser una habitación para los cuatro.

Nuestra cara fue un poema cuando nos dijeron que era una habitación de categoría superior y que si nos importaba…. No sabíamos que decir, pensando que había una cámara oculta, que ¡era una superior!… Nos miramos y con todas las dudas del mundo aceptamos …

¡Era una casa! Más grande que nuestra casa… 2 habitaciones gigantes, con camas gigantes, dos baños enormes, un gran salón y una terraza increíble con preciosas vistas al mar. Vamos que pensábamos que esas cosas sólo les pasaba a otros y nos acababa de pasar.

Nuestra habitación con baño dentro por supuesto y acceso directo a la terraza.

La habitación de los chicos con bañera de hidromasaje…

Terraza con vistas al mar para los cuatro.

Después de nuestra gran sorpresa vamos a ver si encontramos algún sitio para comer algo, (hemos cogido todo incluido) y así de paso vemos las instalaciones.

Seguro que os hacéis a la idea de que el hotel está muy bien. Tiene de todo, No está mal viajar así de vez en cuando.

Para nosotros es la primera vez que vamos a un hotel todo incluido y tendremos que acostumbrarnos. Casi lo que peor llevamos es que se reserven las tumbonas desde las 8 de la mañana, lo que hace casi un reto imposible conseguir 4 tumbonas juntas en todo el día. ¡Eso fatal! Tengo que decir que todo lo demás nos gustó, incluso los 10 minutos que teníamos andando a la playa, porque era un paseo muy agradable. Pero eso es lo cuento en otro post dedicado a las playas del Sur.

Las fotografías y los comentarios son de Imagina Y Vive Tu Viaje en el Hotel Occidental Jandía Playa en Morro Jable, Fuerteventura. Agosto de 2019.

Turista en mi ciudad, Madrid: Casa Museo Sorolla.

Etiquetas

, ,

Tenía claro que una de mis citas este verano en Madrid iba a ser la Casa Museo Sorolla. En la calle General Martínez Campos, en el barrio de Chamberí.

Por si no lo sabéis ¡hasta el 30 de agosto es gratis la entrada! Incluso sacando la entrada online. Ya no hay escusa para ver la bonita casa y jardín del pintor. También están las Noches de verano del museo Sorolla. Otra oportunidad para disfrutar del jardín por la noche.

También se puede ver en la planta de arriba la exposición temporal (abierta sólo hasta el 30 de agosto) Sorolla. Dibujante sin descanso.

Sólo tenéis unos días concretos para esa visita: Ya sólo será posible los días 13, 20 y 27 de agosto. Existen dos opciones, podéis intentar reservar la visita guiada sacando la entrada exclusivamente online para las 20 horas hasta las 21:30h en pases de media hora, (también gratis). ¡Sólo se pueden sacar dos entradas a la vez!

La otra opción es hacer la visita por libre. Aquí las entradas se sacan en taquilla el día de antes a la visita eligiendo hora, o el mismo día antes de entrar (puedes arriesgarte a que no haya disponibles). Yo las saqué el día anterior y elegí la hora a la que entrar. Puedes sacar hasta 3 entradas.

En la web del museo están las hojas de sala que os podéis descargar una vez que estéis allí y así saber mejor qué estáis viendo, o cuál era la utilidad de esa sala para la familia Sorolla.

Cuando entras ya empiezas a disfrutar de algo de la tranquilidad del jardín en medio de Madrid. Un jardín en el que se distinguen tres espacios que rodean los dos lados a la casa.

El primero está inspirado en uno de los jardines del Alcázar de Sevilla. Incluye el pórtico de la casa.

A la derecha nos encontramos la parte del jardín que está inspirada en el Generalife de Granada, de estilo neoárabe.

Caminando hacía la entrada tenemos el tercer espacio del jardín, un estanque a un lado y una pérgola al otro.

Nosotros teníamos la visita por libre a las 21 hora, ya no conseguí entrada para la visita guiada a ninguna hora del día 6 de agosto. No pasa nada, con las hojas de sala nos íbamos enterando. Entramos de día y salimos de noche y hasta parece un lugar diferente…

Primero entramos en la parte donde está el patio andaluz, la parte exterior sólo se puede ver a través de unas cristaleras. Hay una fuente con azulejos de Triana. En las galerías una colección de cerámica de Sorolla, y un zócalo con azulejos de Talavera de la Reina.

En esta zona de la casa estaba la cocina, despensa, las estancias domésticas.

Salimos de nuevo a la zona del jardín y al lado de la pérgola, subiendo unas escaleras llegamos a las salas del museo ya. Las salas están pintadas de rojo como lo estuvieron cuando Sorolla y su familia vivían en la casa.

La sala I fue su taller y almacén. Ahora sirve de introducción a la casa, exponiendo algunas de sus obras. La sala II fue el despacho de Sorolla.

Pasamos a la sala III, quizá la más importante, fue su taller. Donde se conserva su obra más conocida “Paseo a orillas del mar”.

Subimos a la segunda planta por unas escaleras con distintas obras y pudiendo observar desde ellas el taller de Sorolla.

En estas salas estaban antes las habitaciones privadas de la familia, ahora es dónde se realizan las exposiciones temporales. En este momento y solo hasta el 30 de agosto podemos ver Sorolla. Dibujante sin descanso.

Sorolla dibujaba continuamente y en cualquier sitio. Aquí vemos dibujos que sirvieron para cuadros después.

Bajamos por otras escaleras para ver las otras estancias de la casa: El salón, antecomedor y el comedor.

Es imposible sacar fotos de todo. ¡Fijaros en las lámparas de Tiffany! que encargó Sorolla en uno de sus viajes a Nueva York.

Estuvimos dentro una hora y cuarto más o menos, ideal para picar algo en la zona de Ponzano, que tenemos muy cerquita.

Las fotografías y los comentarios son de Imagina Y Vive Tu Viaje en Casa Museo Sorolla, Madrid. Agosto 2020.

Lobos, un islote del Pleistoceno en Fuerteventura.

Etiquetas

, , , , , , ,

Último día en la zona norte de Fuerteventura y lo hemos reservado para el curioso Islote de Lobos.

Separado de Fuerteventura por 2 Km de Océano Atlántico y una profundidad de unos 12 m, hacen del Islote de Lobos un lugar ideal para sumergirse en sus aguas y descubrir el mundo marino que esconde.

El islote formado en el Pleistoceno está asentado sobre lavas basálticas. Creciendo en ellas especies endémicas como las tabaibas y el limonium ovallitolium canariensis. Animales como los petreles, pardelas cenicientas, muchas otras aves que solo saben diferenciar los expertos.

Si pensamos que vamos a encontrar lobos marinos, por lo del nombre, llegamos tarde. Terminaron con ellos cuando llegaron los conquistadores. Lo único que encontramos de estos curiosos mamíferos marinos es una familia de lobos marinos (de mentira) dándonos la bienvenida al llegar al islote.

Si estáis pensando pasar el día en el Islote de Lobos y no sois grandes nadadores, ni tenéis barco, os cuento la historia.

Desde hace poco (2019), es necesario pedir un permiso para poder visitar el islote. Encontraréis que hay dos turnos de 200 personas cada turno (mañana y tarde). Que hay que reservar como máximo 3 días antes de la visita, (por eso esperamos a hacerlo una vez que estuvimos en Corralejo). No se pueden sacar más de 3 entradas a la vez… (Nosotros somos 4).

Por todo esto al llegar a Corralejo nos acercamos al muelle para ver si nos contaban algo y ¡premio! Un montón de empresas que hacen el trayecto, todas tienen el mismo precio 15€ ida y vuelta por persona, 12€ si eres residente. Nosotros lo reservamos con Barracuda. (Tienen varias actividades, nosotros cogimos la opción de taxi que tienen). Tuvimos que decir a qué hora queríamos la ida y la vuelta, anotando la vuelta en nuestro tiquet.

Nos cuentan que todo está parado, en cuanto a los permisos, que todo sigue igual que siempre, no hay turnos, ni nada por el estilo. (Esto os cuento del verano 2019) si ahora entráis en su página web, ellos mismos os dirigen a la web donde se tramita el permiso y puede ser que ahora las medidas sean ya mas estrictas. He estado viendo en redes sociales que algunas personas han ido ya con el permiso.

Os dejo el enlace para solicitar los permisos aquí.

Una vez montados en nuestro taxi – lancha, fue toda una carrera con otras lanchas y os aseguro que ganamos. Yo iba en primera fila al lado de una pareja muy maja y como si estuviera en una montaña rusa…. Casi termino encima de ellos.

Agradecemos que esté un poco nublado porque nuestra idea es hacer una ruta para después comer unos bocatas en la playa tranquilamente. En el Puertito está el único restaurante bar de la isla. Os lo digo por si queréis comer ¡reservar! Nosotros fuimos a tomar un café después de los bocatas y estaba hasta arriba.

En el mapa que te dan en la empresa de Water Taxi, vienen las rutas que puedes hacer.

Elegimos primero hacer el camino al Faro Mariño, pero pasando por el Puertito y las Lagunillas y convertir así la ruta en circular. También os diré que dos subimos al Volcán antes del baño.

Mapa de las rutas en el Islote de Lobos

Con nuestros snorkels metidos en la mochila y quitándose el nublado comenzamos la ruta. IMPORTANTE: LLEVAR AGUA PARA BEBER durante la ruta, no hay sombras ni fuentes, ni ningún bar pasado el Puertito.

Poste indicativo desde el muelle.

Pasamos por el Puertito para ir al Faro Martiño.

Puertito

El camino desde el Puertito es árido, pero lleno de encanto (todavía no hace excesivo calor), en algún momento nos acercamos al mar.

En unos 25 minutos llegamos a las Lagunillas, sitio que sirve de descanso a muchas aves en su ruta migratoria por el Atlántico.

Es un salar que se inunda periódicamente, nosotros las vimos vacías.

Continuamos camino, todo está muy marcado, además está prohibido salir de los senderos, cuando no puedes ir por uno ponen unas piedras en medio o una muy grande.

También nos encontramos pequeños senderos que nos llevan a ver algo concreto y luego tenemos que volver al camino principal.

Hay momentos en los que andas por arena de playa y en poco menos de 45 minutos vemos el Faro, nuestro siguiente objetivo.

Un pequeño camino empedrado nos lleva hasta el Faro Martiño, ahora deshabitado.

Unas fotos, una preciosa vista, una placa conmemorativa a su ilustre escritora Josefina Plá, un poquito de agua y a continuar.

Hay dos posibilidades, volver por directos al Puertito o seguir las indicaciones a la Playa de la Calera ( en nuestros mapas viene como playa de La Concha) y esa es la opción que hacemos para hacer la ruta circular.

Empezamos a ver el Volcán de lejos, con la poca convicción de que no íbamos a subir, aunque les habíamos prometido a los chicos que no lo íbamos a hacer…. Pero nos encontramos con mis compañeros de water taxi y nos dijeron que merecía mucho la pena….

Aquí encontramos la primera negativa… Los chicos dijeron que no subían, que les habíamos dicho que no íbamos a subir, pero…. La primera vez que nos separamos. Ellos se fueron a bañarse en la playa y a esperarnos con el snorkel puesto(¡¡¡¡hacía un calor!!!!!) y nosotros subimos a la cima del volcán. Cuando tienes hijos adolescentes tirando a mayores, también hay que respetar sus NO.

Volcán la Caldera.

Ellos se perdieron las vistas. La subida que aunque parecía dura, después de todo lo andado y poquito a poquito no nos resultó demasiado dura, incluso diría que bien, sin sobre esfuerzo. (Pero si podéis elegir hacerla lo primero del día).

La bajada fue casi más complicada por las piedras sueltas que había en el camino, ¡cuidado con los tobillos!

En la playa de la Calera o Concha decidimos no darnos un baño, estaba llena de gente. Los chicos nos esperaban en el Puertito con ganas de comerse el bocata. ¡Teníamos todos un hambre! Era más el calor después de la caminata, por eso lo prioritario era darnos un baño en ese agua.

Baño, bocadillo, más baño, café al borde del mar, fotos…. Aquí encontramos un lugar de lo más “instagramer” el famoso embarcadero de el Puertito, donde tuvimos que esperar un poco de cola para poder hacer una foto….

No sé que pensareis sobre si merece la pena o no esperar para hacer esa foto….

Para mi ahora un año después, es como darme una dosis extra de energía, que con este momento tan raro. Me viene divinamente.

El Puertito. Islote de Lobos

A las 16:30 horas salía para Corralejo nuestro water taxi. Esta vez no fue necesaria una carrera, aunque nuestro “capitán” aceleraba porque le “molaba” vernos levantarnos y dar gritos de susto…

Nos vamos a quitar las botas y coger las chanclas para irnos a una de las playas del Parque Natural de las Dunas de Corralejo y darnos otro baño. Al día siguiente salimos al sur de la isla y así nos despedimos del norte.

Las fotografías y comentarios son de Imagina Y Vive Tu Viaje en el Islote de Lobos, Fuerteventura. Agosto 2019.

Turista en mi ciudad, Madrid: Concha Jerez. Que nos roban la Memoria. Museo Reina Sofía.

Etiquetas

, , , ,

Otro de los clásicos para estos días “raros” de vacaciones, el Museo Reina Sofía, conocido también como “El Reina”.

Sin colas, y prácticamente vacío. ¡Como se nota que no hay turistas en Madrid! Los madrileños lo visitamos muy poco.

No todas las salas están abiertas y todos los ascensores no funcionan (los de cristal, solo están accesibles los más cercanos a Atocha).

Os recuerdo que los estudiantes y maestros tienen la entrada gratuita, (se adquieren en taquilla exclusivamente, las que son gratis o reducidas para enseñar la acreditación) por eso yo de vez en cuando me dejo caer para ver alguna de sus exposiciones temporales y siempre El Guernica.

¡Recordar que los martes cierra todo el día! El precio de la entrada general es de 5€ en las taquillas del Museo y 4€ si se sacan online. Online también podéis descargaros la información de la hoja de sala de las exposiciones.

En esta ocasión ha llamado mi atención una reciente inaugurada exposición de Concha Jerez: Que nos roban la Memoria. Os recomiendo que hayáis leído algo sobre ella y la exposición para entender mejor lo que veis. (No hay folletos y tan solo en una zona códigos QR). Termina el 11 de enero de 2021, así que tenéis tiempo.

Artista reconocida internacionalmente, pionera del performance (Diccionario: Espectáculo de carácter vanguardista en el que se combinan elementos de artes y campos diversos, como la música, la danza, el teatro y las artes plásticas), en España.

Su proyecto Que nos roban la Memoria, está pensado para los tramos de escaleras del edificio Sabatini del Reina. Como imagino que sabéis el que ahora es uno de los Museos más importantes de España, fue un hospital realizado por orden de Carlos III.

Concha Jerez dice que es “un gran contenedor de memoria”. Refiriéndose a la memoria olvidada, a la autocensurada, escrita u oralizada y, en muchas ocasiones, silenciada.

Nos recomiendan empezar la visita por la planta 3. Subimos por unas de las escaleras y vamos viendo sus intervenciones con unas sillas y plásticos en las ventanas y escaleras que suben o bajan por el hueco de la escalera. Hasta llegar a la tercera planta donde encontramos sus “Escritos autocensurados”.

¡¡Me quedé con las ganas de columpiar el columpio como hicieron el día de la inauguración!!

Algunas intervenciones están echas con un gran sentido del humor.

Bajamos por otra de las escaleras donde hay unas jaulas y algunas proyecciones con relatos de vidas.

Vamos a la Sala de Bóvedas, que ya sólo la sala merece la pena ver.

Un paseo por la sala del Guernica, siempre esperando a que le vea y una vuelta por el patio del Reina, antes de terminar de ver la exposición.

Entramos en la Sala del Protocolo, para ver la última parte de la exposición.

Salimos con la idea clara de lo que pretende Concha Jerez: la memoria es fundamental para activar nuestro sentido critico, y sobre todo, para no olvidar todo aquello que ha causado dolor y sufrimiento, para evitar que la historia vuelva a repetirse….

A veces me parece tan fácil que no caigamos en los mismo errores, que hicieron daño a tanta gente, que me cuesta entender que nos tengan que recordar continuamente que no olvidemos para no repetir….. Como somos la especia humana.

Visitarla sin dudas… Ver cosas diferentes, aunque no entendáis todo…. Va quedando…

Las fotografías y los comentarios son de Imagina Y Vive Tu Viaje basados en la Exposición de Concha Jerez: Que nos roban la Memoria en el Museo Reina Sofía de Madrid. Agosto 2020.

Descubriendo la parte más desconocida de Fuerteventura.

Etiquetas

, , ,

La isla de Fuerteventura, es muy conocida por sus playas y los deportes acuáticos, pero tiene otros lugares aún muy desconocidos para los visitantes de la península, que nos solemos quedar en sus playas, o en sus playas más conocidas.

Nosotros queríamos conocer un poco más esos lugares menos conocidos. El día amaneció nublado, incluso llueve durante el desayuno en la terraza de nuestro hotel Bristol Sunset Beach, en Corralejo.

Recorreremos unos 100 km de la isla por el interior y zona oeste de la isla, os dejo el enlace con el mapa del recorrido.

En dirección a Betancuria nos encontramos un par de miradores que yo no tenía fichados. Nos paramos en el Mirador Corrales de Guize.

Nos encontramos con dos esculturas de bronce gigantes (4,5 m de altura) de los aborígenes de la isla. Representan a los antiguos reyes de la isla Guise y Ayose. Gobernaban los dos reinos que había en la isla: Jandia y Maxorata. Se cree que en este lugar había un muro que separaba los dos reinos.

Desde el mirador tenemos una vista privilegiada de la mitad norte de la isla y del valle de Betancuria.

Después de este aperitivo llegamos a Betancuria, capital histórica de Canarias.

Dejamos el coche en un aparcamiento muy grande que hay como en las afueras del pueblo. Unas escaleras de madera y una cuesta con carteles informativos sobre la localidad, nos conducen ya al centro.

Era domingo y estaba todo prácticamente cerrado, porque según nos contaron, los domingos no suele haber mucho turismo y la mayoría de bares, tiendas y algunos edificios, aprovechan para coger el día libre. (Así que si leéis esto, no vayáis en domingo).

Aunque se se pueden ver las fachadas de las casas y casonas que forman el conjunto histórico más importante de Fuerteventura.

Entramos en su bonita iglesia (era el único edificio abierto) Iglesia – Catedral de Santa María de Betancuria. Uno de los monumentos más importantes de Fuerteventura, del siglo XV.

Entrar al templo cuesta 1,50€ para su mantenimiento. Merece la pena.

Fue arrasada por los piratas, reconstruyéndose en 1691.

No nos podemos ir sin probar su famoso queso en uno de los pocos bares que había abierto, pero imposible coger una mesa. Nos tomamos una tapa en la barra de queso y unas papas, que ¡nos saben a gloria!

Nuestra intención era ir a comer a Pájara, otro pueblo de la isla, pero nos encontramos un restaurante que llama nuestra atención desde la carretera. Improvisar también está muy bien. Muy cerca de Betancuria y se llama “Don Antonio”, en Vegas del Río. Comida canaria casera, buenísima.

Una casa canaria preciosa, con un patio muy agradable, donde prepararon nuestra mesa.

Aquí os dejo unas fotos de nuestra comida.

Nos tomamos nuestro tiempo tranquilamente. Como ya no íbamos a ir a comer a Pájara, disfrutamos de dos miradores más por el camino antes de llegar a nuestro último punto de la ruta que nos habíamos marcado: Ajuy.

El primer mirador fue el de “Las Peñitas”, donde vemos muchísimas ardillas de cola cuadrada. Sorprende verlas en ese lugar tan árido. También hay cabras y podemos ver el mirador al que iremos después.

El segundo mirador en el que paramos es “Risco de las Peñas”. Este mirador es la línea que separa los municipios de Betancuria y Pájara. Allí además de ardillas nos encontramos con dos cuervos muy acostumbrados a estar con las personas.

Una gran plaza de aparcamientos nos lleva al risco desde donde observamos el paisaje, tan distinto a las dunas… Eso es lo increíble de Fuerteventura, los grandes contrastes.

Después de este último mirador nos vamos a nuestro destino final del día: Ajuy. Para recorrer el sendero a las “Cuevas del agua”.

Hay que dejar el coche en un aparcamiento en las afueras del pueblo. El sendero a las cuevas comienza en el Puerto de la Peña.

Una barandilla de madera nos lleva entre las dunas fósiles, es un paisaje increíble, nos recuerda a algunas playas del Cabo de Gata en Almería.

En algunos tramos salen unas escaleras que conducen a otro lugar, como por ejemplo a un horno de cal.

El sendero principal termina en una de las cuevas ¡enorme! Me parece un sitio espectacular.

Un buen rato nos lleva la senda, la cueva, las fotos…

Antes de coger el coche para volver a Corralejo, un helado nos sienta de maravilla. Tenemos 1 hora y 30 minutos más o menos para llegar al hotel, así que vamos disfrutando del paisaje por las ventanillas del coche.

Llegamos con tiempo de sobra para una ducha y salir a dar un paseo por las calles y cenar en una hamburguesería de las plazas del centro histórico.

Próximamente un imprescindible de Fuerteventura: Islote de Lobos.

Las fotografías y comentarios son de Imagina Y Vive Tu Viaje en Fuerteventura. Agosto 2019.

De las playas del Parque Natural de las Dunas de Corralejo al Faro del Tostón.

Etiquetas

, , , ,

Como ya os conté en la entrada sobre el Parque Natural de las Dunas de Corralejo, queríamos exprimir todo el tiempo en Fuerteventura. Por eso desde la playa del Burro dentro del Parque Natural nos fuimos a Comer al Pueblo de La Oliva y a hacer un recorrido por una parte del norte de la isla. Os dejo el enlace del mapa de nuestra ruta aquí.

Sólo encontramos un bar donde poder comer. Bar Hijos de Suárez.

La Oliva es un pueblecito pequeño, pero su municipio ocupa toda la zona norte de la isla, incluido el Parque Natural de de las Dunas de Corralejo. Fue capital de Fuerteventura hasta 1880.

Podemos ver la iglesia de Nuestra Señora de Candelaria. De finales del siglo XVII, de torre cuadrada que servía de torre vigía.