Nuestro Camino de Santiago: Pamplona – Puente la Reina.

Etiquetas

, , ,

La ruta que os cuento hoy de nuestro particular Camino de Santiago, de Pamplona a Puente la Reina, para mi creo que de las 7 etapas que hicimos, fue la más dura, pero más que por la dificultad del terreno o la distancia, fue por el calor, especialmente los últimos 5 kilómetros antes de Puente la Reina. ¡Mucho, muchísimo calor!

No hubo bosques como en la de Roncesvalles a Zubiri, ni muchas sombras como de Zubiri a Pamplona. Pero si muchos campos de cereales y de girasoles, eso sí ¡preciosos! También contamos con un Alto interesante, el del Perdón….

Señal del Camino en Pamplona.

La salida de Pamplona parece una romería… A lo largo de esta jornada vamos todo el tiempo con gente, especialmente con un grupo de canarias de lo más simpático…

Nada más salir de Pamplona nos encontramos los primeros cultivos de cereales y girasoles.

Siempre me había imaginado dentro de un campo de girasoles y no pude resistirme a sacarme alguna foto.

Llegamos a un pequeño pantano o embalse, que pena que no me acuerdo cómo se llamaba.

Llegamos a una zona sin sombra y a lo lejos los postes “molinos” de energía eólica, que nos decía que allí estaría el Alto del Perdón.

Pasamos antes del Alto por un pueblecito donde beber un poco, sellar la credencial y coger fuerzas para afrontar el sol en la subida.

Y por fin llegamos al Alto del Perdón, en una de las crestas de la sierra del Perdón, donde además de unos gigantescos molinos que transforman el viento en energía eléctrica para la ciudad de Pamplona…

También nos encontramos un grupo de esculturas dedicadas al Camino de Santiago titulada: “Monumento al Peregrino”. Realizado por el escultor navarro Vicente Galbete en hierro a tamaño natural.

Quiere representar un cortejo de peregrinos de distintas épocas que se cruzan con los molinos de viento.

Hay una frase preciosa que está en una de las esculturas.

Donde se cruza el camino del viento con el de las estrellas.

Después de un descanso para beber, comer algo de fruta y disfrutar de las vistas, cogemos de nuevo nuestras queridas señales amarillas que nos llevarán a Puente la Reina.

Pasamos por un pueblo un poco más grande que se llama Obanos, conocido en el Camino como “Villa de los Infanzones”. Aquí se reunieron en 1323 miembros de la nobleza de esta zona, para defender sus derechos frente a la nobleza y monarquía extranjera. Su movimiento tenía un lema:

Sed personas libres si queréis una patria libre.

Obanos hoy es conocido por una representación teatral que se hace en agosto, cada dos años. Está declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, en la que participan muchos de sus vecinos.

Nos queda ya muy poco para llegar a nuestro destino de esta etapa. Antes nos toca cruzar otra carretera y después de un camino de tierra sencillo llegamos a Puente la Reina.

Nuestro hostal Bidean está en el centro de la Calle Mayor, entrando en ella como peregrinos, donde ya nos está esperando una rica cervecita y una buena comida.

Después de comer y una siestecita, nos vamos a descubrir esta bonita ciudad encuentro de caminos hacia Santiago.

Nacida junto a su puente románico. Su configuración urbanística se mantiene casi intacta desde sus orígenes en 1122. Antes llamada Puente de Arga para pasar a llamarse Puente la Reina.

En la misma Calle Mayor está la iglesia de Santiago el Mayor, conservando su portada románica.

Entrada original románica.

La Calle Mayor termina en el famoso puente sobre el río Arga, que da nombre a la localidad.

Dicen que es el más famoso y bonito del Camino, puente románico de seis ojos de medio punto.

Las fotografías y los comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje haciendo el Camino de Santiago. De Pamplona a Puente la Reina. Julio 2019.

Observando en el Mirador del Time, alucinando en el Roque de los Muchachos, terminando con un baño en La Fajana.

Etiquetas

, , , ,

Nuestro primer día para descubrir y disfrutar de la increíble isla de La Palma, fue un plan B a lo que previamente habíamos planeado.

Un día antes de este 18 de agosto, nos habían anulado la visita al Observatorio Astronómico del Roque de los Muchachos, que habíamos reservado un mes antes, ya que tiene limitadas las visitas y siempre hay que hacer reserva. Como os digo nos anularon y devolvieron el dinero, todo a consecuencia de la alerta por calor que hubo en esa quincena del agosto en la isla. (Anulación que no entendimos y las personas con las que hablamos de la isla, tampoco entendían). Muy comprensible a los cortes de los senderos, para poder controlar el número de personas, por si hubiera algún peligro, pero lo del Observatorio….

La cuestión es que no teníamos que madrugar demasiado al cambiar los planes. Reestructuramos el día de tal manera que fuera una ruta parecida a la idea original. La ruta del día es para hacerla en coche, ya que iríamos a distintos puntos de la isla del centro hacía el Norte.

Nuestra primera parada, muy cerca de El Paso, localidad donde está nuestra casa rural Los Guanches, en la carretera LP- 1 fue el Mirador del Time. Se puede hacer andando desde Tazacorte, de unos tres kilómetros en subida.

Se tiene una bonita vista de Tazacorte, su playa y de las plantaciones de plátanos del Valle de Aridane. Había un poco “calima” y no pudimos ver la isla del Hierro, que se supone se ve desde el mirador.

La siguiente parada es en una gasolinera (no hay demasiadas en la isla) para echar gasolina y beber algo fresquito ¡el calor es exagerado! Tenemos un paseo en coche hasta llegar al Mirador del Roque de los Muchachos.

Este día teníamos pensado dedicárselo a esa zona del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, aprovechando que teníamos la visita al Observatorio, así que teníamos que ir al mirador, si o si. Por cierto una de las pocas rutas que estaban abiertas en el Parque y en la isla.

Tenemos que esperar una media hora en un pequeño aparcamiento al principio de la carretera que va al Roque, hasta que van saliendo los coches que se encuentran arriba (imagino que a todos los que nos han anulado la visita al Observatorio hicimos lo mismo).

Lo hacen para controlar los coches que entran y salen, hay vigilantes que van controlando subidas y bajadas en una estrecha carretera.

La espera no se nos hace pesada a pesar del calor, había un trío de cuervos que nos entretenían a todos los que esperábamos. Así llegó nuestro turno y subimos.

Una vez que aparcas disfrutas de la vista de los distintos telescopios del Observatorio Astronómico y comienza el paseo, yo os recomiendo llegar hasta el último mirador. ¡Merece la pena!

La vista es increíble desde el primero al último.

Podemos ver las consecuencias de la erupción del volcán, preciosas plantas y muchos de los lagartos endémicos de las Islas Canarias.

Recorrer este camino nos lleva un poco más de 1 hora, podríamos estar disfrutando de la vista mucho más, pero ¡hace mucho calor!

Bajamos ahora por la estrecha carretera que nos saca del Parque Nacional y el primer sitio que nos encontramos para comer, ahí nos quedamos: “Parrillada el Bailadero”. Nos pareció un lugar donde comen los palmeros y había bastantes coches en su aparcamiento.

Si buscáis en Internet, encontraréis opiniones para todos los gustos. Yo repetí pescado, pero los chicos tiraron por la carne. La comida canaria buenísima y bien de precio, para nosotros perfecto,

Un queso estupendo, el gofio nos gustó un poco menos y las “papas arrugadas” siempre cumpliendo expectativas y una Tropical bien fría para mitigar el calorazo…

Después de comer queríamos haber ido al Yacimiento Arqueológico de la Zarza y la Zarcita, para ver sus grabados rupestres, pero tenemos que cambiar de nuevo los planes porque hace muchísimo calor y decidimos ir directos a las Piscinas de La Fajana. (Os recuerdo que viajamos con dos adolescentes y entre grabados en la piedra y piscinas…). Está claro que tendremos que volver para hacer todo lo que nos dejamos por hacer.

El camino desde el lugar donde comemos hasta las piscinas, es preciosísimo, con muchas curvas pero preciosísimo.

Paramos en otro de los miradores de la isla, este era el Mirador de las Mimbreras.

Cuando ya cogemos una carretera menos bonita, pero más sencilla, parece que nos vamos a perder, pero ¡no! Al final llegamos y ¡genial!

Aparcamos en un aparcamiento enorme con la vista en el precioso Faro de Punta Cumplida.

Las piscinas son unos antiguos charcos que servían para curtir el lino y recoger la sal, aprovechando las oquedades junto al mar.

Aunque las piscinas estaban llenas, era domingo, no nos importó para nada, disfrutamos del agua, bañándonos casi a mar abierto, escaleras directas al mar, fiándonos de lo que nos decían los de allí, para que no nos diera miedo y disfrutáramos…

Una cervecita y con menos calor gracias al baño, nos volvemos a nuestro bungalow en El Paso, para poner fin a este día en La Palma.

Os dejo aquí el enlace para que veáis en Google el mapa con las distancias de la zona norte que visitamos ese domingo de agosto. Aunque la isla no es muy grande, echa más tiempo del que crees en los desplazamientos.

Las fotografías y los comentarios son de Imagina y Vive en Tu Viaje en La Palma, agosto 2019.

Durmiendo en … Una casa rural en La Palma.

Etiquetas

, , , , ,

Los Guanches Bungalows fue la casa rural que nosotros elegimos para descubrir durante 6 días la Isla bonita de La Palma. Teníamos claro que no queríamos un hotel en una zona de costa muy turística. Queríamos estar en el Centro (mas o menos) de la isla, cerca del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente.

Ya iré contando las rutas que hicimos, aunque ya os digo que menos de las que hubiéramos querido. Fuimos en el verano de 2019, en plena ola de calor y prácticamente con todos los senderos de La Palma cortados. (Tendremos que volver para hacer todo aquello que no pudimos hacer).

Los Guanches nos pareció la mejor opción, tienen aparcamiento gratuito al lado de la casita. El parque nacional de La Caldera de Taburiente está a cinco minutos en coche.

El Paso está a 2 km de los bungalows y Los Llanos de Aridane, a 5 km. Las playas de Puerto Naos y Tazacorte están a solo 15 km de Los Guanches Bungalows.

Nuestro bungalow estaba totalmente equipado, TV vía satélite y Smart TV. El baño incluye secador de pelo. Hay conexión Wi-Fi gratuita. El aire acondicionado está disponible por un suplemento, (tuvimos que hacer uso de él después de pasar la primera noche y ser testigos de la ola de calor). La cocina perfectamente equipada, barra americana, con un salón muy espacioso.

Nuestro bungalow tiene además dos habitaciones con dos camas y un baño.

Como veis por las fotos, sencillo, pero muy cuidado y muy funcional, ideal para nosotros cuatro.

Todos los bungalows disponen de patio amueblado con zona de barbacoa, que no utilizamos.

Todos las casas tienen jardín delantero que ofrecen vistas panorámicas al océano y a las montañas y al valle de Aridane.

 

Hay jardines entre los bungalows que rodean una piscina climatizada al aire libre de la que hacemos buen uso desde el primer día.

Nosotros hablamos directamente con los señores de la casa para hacer la reserva, fue una estancia muy agradable, podríamos haber estado perfectamente más días, hay tantas cosas que hacer, que ver, que disfrutar… Fue una pena lo de la ola de calor, pero era imprescindible la precaución.

Tengo claro que volveremos a la isla de La Palma y me encantaría repetir en estos bungalows Los Guanches, sin dudarlo.

Las fotografías y comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje en La Palma. Agosto 2019.

Nuestro camino de Santiago: Zubiri – Pamplona.

Etiquetas

, , ,

Comienza nuestro segundo día de camino, con un desayuno sencillo en el Hotel Gau Txori de Zubiri.

Unos cuantos metros hasta llegar al Puente de la Rabia, para coger el Camino directos a Pamplona.

Nos esperan 23 kilómetros casi en soledad, con subidas y bajadas sin grandes esfuerzos, pasando por lugares peculiares, bosques, túneles,…

Uno de los primeros sitios peculiares, es la fábrica de magnesita.

Después de la fábrica pasamos una zona de obras antes de adentrarnos en un bosque con un río, donde recibimos una buena noticia, que nos hace tener una preocupación menos….

Hacemos unas 3 horas sin apenas parar, íbamos a nuestro ritmo, íbamos tan agusto…

El Camino es estupendo, hasta que llegamos como a unos 10 km antes de Pamplona, donde después de un descanso en un pueblecito, agua y un poco de fruta…

A partir de ahí se nos hace un poco más pesado, porque hay varios tramos de sol…

En este pueblo comprobamos el II de los Mandamientos del Peregrino: No recorrerás kilómetros en vano. No subimos a ver una iglesia porque estaba muy arriba de nuestro camino y preferimos no desviarnos. Aunque no se que fue mejor, porque nos tocó subir después por otro camino…

Tuvimos que subir unas escaleras muy empinadas y atravesar un par de túneles…

Por fin parece que llegamos a los pueblos que están ya cerca de Pamplona. El primero de ellos se llama Arre, con la bonita basílica de la Trinidad. Punto de asistencia a los peregrinos desde el siglo XIII

Los otros dos pueblos son Villava y Burlada. A partir de aquí ya sí que se nos hace muy pesada y larga la entrada a Pamplona.

Sentíamos que habíamos llegado verdaderamente a Pamplona cuando vemos el puente románico de la Magdalena, sobre el río Arga.

Pamplona es la primera capital histórica de las que atraviesa el Camino de Santiago en España.

Pasamos por una zona donde perduran las murallas, hasta llegar a la Puerta de Zumalacárregui, que nos lleva directos a la calle de los Peregrinos.

La verdad es que estamos muy cansados y apenas hay sitios abiertos y con algo de comer en el casco viejo, llegamos justo el 15 de julio, todo está bajo mínimos después de San Fermín.

Terminamos con los pocos pinchos que quedan en la barra del único bar que vimos abierto (como la canción de Sabina) y directos al hotel…

Después del descanso, salimos para dar una vuelta por la ciudad, cuando vamos a Pamplona nos gusta hacer el recorrido que se hace en los encierros.

Unos pinchos en Estafeta y unos churros en el Café Iruña y dormir, ha sido el día intenso y el día siguiente toca ruta larga.

En una de las calles de Pamplona nos encontramos una escultura de una mano roja como símbolo de rechazo a la violencia contra las mujeres.

Las fotografías y los comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje haciendo el Camino de Santiago. De Zubiri a Pamplona. Julio 2019.

Dando gusto al paladar en… Corralejo, Fuerteventura.

Etiquetas

, , , ,

Mientras esperamos que nos den las llaves de las habitaciones en nuestro hotel en Fuerteventura, damos gusto al paladar en Gregorio el Pescador de Corralejo en Fuerteventura.

Madrugamos mucho para coger el avión desde la Palma a Gran Canaria, para llegar a Fuerteventura y recoger el coche en el aeropuerto, así que teníamos un hambre voraz aunque solo era las 13:30 horas cuando nos presentamos en Gregorio el Pescador, en el centro de el pueblo. No tenemos ningún problema en ser los primeros en sentarnos en sus mesas. ¡Queremos pedir todo!

Morena frita

Nuestro gran descubrimiento gastronómico, además de la cerveza canaria, fue la morena frita, estaba buenísima en todos los sitios en la que la probamos. ¡Nos encantó! Y la de Gregorio el Pescador estaba estupenda.

Con la barriga llena, nos dan las llaves de nuestro hotel Bristol Sunset Beach y ¿quién se resiste a una siestecita? Nosotros desde luego no…

Pero lo justo para coger los bañadores y caminar por las calles de Corralejo, unas con hoteles, otras llenas de restaurantes, pero todas con mucha vida. Porque Corralejo es una población muy muy turística, con todos los servicios que imaginéis.

Decidimos ir a la playa de Corralejo, (sin coger coche), al lado del Puertito, con algunas piedras, pero con arena blanca y agua azul – verde. Es una playa pequeñita, es muy bonita, pero ni una ola, (los chicos quieren olas, pero hoy tendrán que disfrutar del color…) Y de las vistas, porque estamos justo enfrente de la Isla de Lobos, uno de nuestros objetivos de Fuerteventura.

Como en todas las zonas muy turísticas, Corralejo está llena de tiendas, (hay muchas de surf) y muchos bares.

Un baño en la piscina del hotel, y nos vamos a descubrir el ambiente nocturno de Corralejo, ¡es increíble, está lleno! Si te gusta la noche, la fiesta, la calle… Corralejo es tu sitio. Numerosas actuaciones en la calle, oferta gastronómica de todo tipo. Nosotros cenamos en un italiano al que ya habíamos echado el ojo (en el paseo de la tarde). La noche en Corralejo es ¡muy viva!

Las fotografías y comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje en Corralejo. Agosto 2019.

Bodega Emina, Espíritu joven con Denominación de Origen.

Etiquetas

, , , ,

Nuestro fin de semana romántico en Ribera del Duero, va llegando a su fin. Después de la visita a Emilio Moro, comida en Peñafiel, dormir en el Hotel Spa de Arzuaga, visitar la finca de La Planta de Arzuaga, una dosis cultural en el Monasterio de Santa María de Valbuena, nos queda una tarde para seguir descubriendo…

Elegimos Bodega Emina Ribera del Grupo Matarromera y su Museo del Vino abierta en 2005. Esta bodega se ha convertido en un referente en innovación y sostenibilidad, a la cabeza de la I+D+i vitivinícola, a nivel internacional.

No podemos visitar la bodega, porque no llegamos a la visita guiada, pero si podemos ver el Museo del Vino y hacer una cata de dos vinos.

El Museo está en la planta de arriba y cuenta con objetos muy interesantes, como unos libros medievales relacionados con el mundo del vino.

Desde unas ventanas se puede ver el interior de la bodega.

Después de visitar el Museo bajamos a la zona de tienda, que es donde se hacen las catas.

Probamos un Matarromera Reserva y un Emina.

No pudo estar mejor la merienda… No nos quedó más remedio que hacer alguna que otra compra…

Tengo claro que nos queda pendiente una comida en La Espadaña de San Bernardo y quizá una estancia en el Hotel Rural Emina… Pero eso será en otra escapada a la Ribera del Duero.

Las fotografías y comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje en Bodegas Emina. Ribera del Duero. Mayo 2019.

Nuestro Camino de Santiago: Roncesvalles Zubiri.

Etiquetas

, , ,

Una ilusión desde el mismo día que terminé El Camino de Santiago (hice de Lugo a Santiago)hace unos 25 años, fue comenzarlo desde Roncesvalles.

Por fin en verano pude cumplir ese deseo. La opción elegida era recorrer de Roncesvalles a Logroño, para ir haciendo cada año una de las distintas etapas del Camino Francés, para terminar llegando a Santiago de Compostela, sin fecha establecida. La verdad es que la idea me encanta, hacer cada año una etapa, así el espíritu del Camino me invadirá cada año.

Realmente para mi el Camino comenzó en el mismo momento en que cogíamos el tren en la estación de Atocha (Madrid) dirección Pamplona, el 13 de julio de 2019.

En un poco más de 3 horas estamos en la ciudad de San Fermín y por 24€. (Si lo reserváis con tiempo podéis conseguir la tarifa 4 Mesa y se puede ir en un Alvia). En el tren se ve mucho blanco y rojo y mucho “guiri” porque la ciudad sigue de fiestas.

Lo primero que tenemos que hacer es ir (andando hacía la estación de autobuses) donde tenemos que sacar el billete que nos llevará a Roncesvalles (no se puede sacar online). Solo hay una salida, a las 16:00 horas y cuesta 4,80€ por persona).

Tenemos tiempo para dejar las maletas en consigna e irnos a tomar unos pinchos y unas cañas.

El trayecto Pamplona – Roncesvalles dura 1 hora y 20 minutos, más o menos. Vamos pasando por los pueblecitos. Justo pasa por la puerta de nuestro hotel en Burguete. (Os dejo el enlace de la entrada sobre la empresa con la que organizamos el Camino y los hoteles donde nos alojamos).

Nosotros nos bajaremos en Roncesvalles, donde nos esperaba un taxi (no sabíamos que el autobús pasaba por nuestro hotel). Guillermo elige irse para llevar las maletas y recoger las credenciales.

Pedro, Pablo y yo nos quedamos en Roncesvalles, porque queremos estar en la Misa del Peregrino en la Colegiata. Me parece muy bonita, muy especial.

Si tenéis ocasión y llegáis con tiempo suficiente no os perdáis la visita guiada a todo el conjunto monumental: la iglesia del siglo XIII mandada construir por Sancho VII el Fuerte, el mausoleo donde reposan los huesos de Sancho VII y de su esposa Clemencia. Si eres un enamorado de la Historia tendrás muchos motivos para disfrutar aún mas de este lugar. También se puede ver el claustro del siglo XIV, la capilla de Santiago y la capilla de Sancti Spiritus, también llamado “silo de Carlomagno”.

Como no podía ser menos, al salir de Roncesvalles, donde está la señal que dice los kilómetros que quedan a Santiago de Compostela, sale el Camino que será nuestro guía durante los siguientes días.

Encontramos el primer panel con el mapa de la etapa del día.

Entramos en una zona de bosque, que huele también, es tan bonito,… y allí empezamos a encontrar las señales del Camino…

El Bosque llamado Sorginaritzaga, también llamado Robledal de las Brujas, debido a que se celebraron algunos de los aquelarres más conocidos del siglo XVI. Creo que lo disfrutamos como ningún otro, con la ilusión de un camino que comienza.

Tenemos la suerte de caminar solos durante los 3 kilómetros que hay hasta Burguete.

Casi al salir del bosque nos encontramos una gran Cruz Blanca, que simboliza la protección divina en el camino. Hasta el año 1880 era el camino principal de Roncesvalles a Burguete.

En menos de 1 hora llegamos a nuestro hotel en Burguete, donde empezaremos realmente a caminar al día siguiente.

Burguete (Auritz) es la antigua Villa Runcievallis del Liber peregrinationis, el Burgo de Roncesvalles.

Comenzamos a andar no demasiado temprano, a las 8:30, porque los desayunos en el hotel empezaban a las 8 de la mañana. El camino lo cogemos justo donde hay una oficina del Banco Santander y no hay perdida, porque en este punto parece que vamos de “romería”.

La mayor parte del tiempo de esta etapa, la hacemos por bosque y pista, el camino entre el bosque ¡me encanta!

Me doy cuenta de que no podía haber elegido mejor compañía para hacer el Camino, los miro, los escucho hablar juntos… Pura emoción.

Pasamos por Espinal y pasado el Alto de Mezquíriz tenemos que cruzar la carretera, donde nos encontramos la estela de la Virgen de Roncesvalles.

Linzoáin

Se entra en Viscarret, en el Valle de Erro y después Linzoáin (donde pasamos unas vacaciones hace 17 años, que fueron maravillosas).

Hacemos unas dos horas y media sin parar, con pequeños repechitos, pero muy soportable. Antes de subir el Puerto de Erro paramos a descansar un poco, beber agua y comer una fruta. ¡Nos hace bien! Para hacer la subida al Puerto de Erro. Es durilla, pero la verdad, es que me la imaginaba bastante peor.

Arriba del puerto hay un chiringuito, donde nos sienta de miedo la bebida y unas patatas, además de sellarnos la credencial y de sentarnos un rato.

(Lo de los sellos de las credenciales, ¡tener cuidado y no os emocionéis! a ponerlo en todos los sitios, porque no tendréis hueco para los de todo el Camino). Nosotros intentábamos sellar en el alojamiento donde dormíamos y en algún punto intermedio o que nos parecía más bonito, importante o especial….

Aunque no lo creáis no hice fotos en el chiringuito, prefería disfrutar del momento.

Desde ese punto ya es bajada, bajada y bajada, en algún momento ¡matadora! por las piedras.

Por fin llegamos a Zubiri, entrando casi al lado del puente medieval, conocido como el Puente de la Rabia.

Zubiri en vasco significa “pueblo del puente”.

Nuestro objetivo está casi conseguido, porque dormimos al otro lado del pueblo y nos quedan algún que otro kilómetro más para llegar. En el enlace de arriba os cuento porque elegir otro alojamiento al nuestro.

Una ducha, comida no demasiado fuerte, una siesta y listos para dar una vuelta por el pueblo, alguna compra en una tienda de montaña.

Vemos con calma el Puente de la Rabia, con sus dos ojos de medio punto sobre el río Arga.

Según la leyenda, cualquier animal que pase bajo los arcos del puente se cura milagrosamente de la rabia. Haciendo el Camino de Santiago se aprende muchísimo…

Posiblemente no sea demasiado importante, pero para mi en Zubiri viví uno de los “momentos compartidos” más bonitos del día y de todo el Camino…

Taberna Baserri

Las fotografías y comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje en Zubiri. Camino de Santiago, julio 2019.

Valbuena y el origen de las Edades del Hombre.

Etiquetas

, , , ,

El Monasterio de Santa María de Valbuena está a unos 15Km de Bodegas Arzuaga en la localidad de San Bernardo y es un plan que encaja a la perfección con nuestra escapada a la Ribera del Duero.

Se considera al Monasterio de Valbuena el primer lugar donde se sembraron vides desde el siglo XII, por eso se la conoce como la cuna de los vinos.

Monasterio de Santa María de Valbuena.

En la actualidad una parte de Santa María de Valbuena es un hotel, perteneciente a la Cadena Castilla Termal, que tengo que decir que me encanta porque he estado en otro de sus hoteles y es estupendo alojarse y disfrutar de sus instalaciones de balneario. (Castilla Termal Balneario de Olmedo).

Otra parte del Monasterio es la Sede de la Fundación de las Edades Del Hombre, que tiene como finalidad promover la cultura a través de la conservación, desarrollo, protección y difusión del patrimonio que tienen las once diócesis católicas en Castilla y León.

4€ cuesta la entrada para ver el Claustro y la iglesia, incluye una audioguia, en la que se explica fenomenal todo lo que vemos, empezando por el patio de entrada.

A continuación pasamos al claustro, en el que se está preparando el cocktail para una boda, pero tenemos un rato para poder disfrutarlo.

Nos podemos colar en el refectorio, aunque lo estaban preparando para el banquete de boda.

Otro lugar que llama mi atención es la sala de trabajos, dicen que su armonía alcanza la perfección geométrica.

El claustro es un ejemplo de transición del románico al gótico.

Pasamos a la Iglesia.

Muchas de sus obras de artes os las pongo debajo.

Lo que verdaderamente es más impresionante es la Capilla de San Pedro y sus frescos.

Así termina la visita cultural del fin de semana, para ir a otra de las Bodegas, pero eso os lo dejo para otro día.

Las fotografías y los comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje en el Monasterio de Santa María de Valbuena. Ribera del Duero, mayo 2019.

Del LUJO de Oriente Próximo al arte contemporáneo de nuestros días.

De nuevo, de la mano de La Caixa tenemos en CaixaForum dos exposiciones estupendas y a la vez tan diferentes.

La primera se centra en el LUJO, esos objetos que cientos de años antes de nuestra época eran signos de poder y riqueza en Oriente Próximo, zona de grandes relaciones comerciales entre Asia y el Mediterráneo. LUJO el nuestro de volver a tener en Madrid unas joyas del Museo Británico de Londres.

Tenéis hasta el 12 de enero de 2020, un buen plan para ir en Navidad.

La segunda, dedicada a la pintura seleccionando obras de Arte Conemporáneo de la Caixa.

Esta podéis verla hasta el 1 de marzo de 2020.

Sorprendente pero cierto, no había nadie esperando para entrar, será que la hora de comer, es un buen momento para visitar los museos de Madrid.

Os recuerdo que para los profesores y clientes de la Caixa, la entrada es gratuita, si no tienes ninguna de esas características, la entrada te costará 6€.

Primero fuimos a ver la de LUJO. Los imperios asirios, babilónicos, fenicios, persas y el gran Alejandro Magno, que contaban con costumbres muy parecidas en cuanto a cómo demostrar su poder, su influencia y su riqueza. Por eso la exposición se llama LUJO, porque encontraremos objetos maravillosos, asequibles solo a aquellos que tenían el poder en la Edad Antigua.

Yo os quiero poner, como en otras ocasiones lo que más me gustó a mi de la exposición, aunque os animo a ir a verla,

Cuando vemos estas maravillas del arte, no sé si somos conscientes de todo lo que pasó para qué se hicieran, o el por qué se hicieron. Conflictos, guerras, victorias, derrotas, forjaron artistas, la mayor parte, personas anónimas que crearon belleza con sus manos y con los materiales que tenían en ese momento.

Con este lujo y ese arte, subimos una planta para ver la exposición de Pintura, Un reto permanente. No sé si os gusta el Arte Contemporáneo, lo que tengo claro es que de una exposición a otra hay que hacer un traslado a otra época, para poder valorar también lo que vamos a ver.

Yo no me siento capaz de decir cual es mejor, sólo sé lo que me gusta o lo que no y en esta exposición hay muchas cosas que me gustaron y aquí os las dejo también.

Os dejo a vosotros, si sois capaces, explicar las distintas formas de Arte…. Pero os invito a que veáis las dos exposiciones, siempre hay que tener la MENTE ABIERTA…

Las fotografías y los comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje en CaixaForum, diciembre 2019.

Tazacorte, mi primera visión de La Palma.

Etiquetas

, , , ,

Nuestro primer contacto con la Isla de La Palma, en el maravilloso archipiélago de las Canarias, además del supermercado de El Pasopara tener algo que meter en la nevera de nuestra casa rural, fue el pequeño pueblo de Tazacorte.

En alguna información de La Palma hemos encontrado que la llaman “el París Chiquitito”. Aunque no logramos saber por qué se llama así.

Eso no quiere decir que no fuera bonito, ni muchísimo menos, creo que vimos uno de los atardeceres más bonitos de la isla.

Tazacorte está entre plataneros y piedras volcánicas, de hecho una de las primeras playas que buscamos era una cercana a Tazacorte, que se llama Playa del Perdido y así nos encontramos nosotros, perdidos entre plataneros.

Nunca encontramos la playa, porque Google nos mandaba a una dirección, en la que solo encontramos un acantilado y fincas de plataneros, caminos por donde nuestro coche de alquiler resbalaba bastante, (toda una odisea, pero bueno). Creemos que alguna de las fincas ha cerrado el paso…

Como no teníamos ganas de que el viaje se torciera en el primer día, decidimos apostar por lo seguro y llegar a Tazacorte. Famoso por su playa de arena negra, su puerto y su puesta de sol. Decidimos que nos quedamos con la playa y la puesta de sol.

En Tazacorte fue donde Alonso Fernández de Lugo desembarcó y empezó la colonización de Castilla en la Isla.

3 casonas desatacan en el municipio y el Museo del Plátano, que nosotros no vimos la verdad.

Después de disfrutar de ese primer encuentro con las olas, teníamos un hambre voraz y nos fuimos directos a buscar algún sitio donde cenar, y también a conocer un poco más el pequeño municipio.

Como os he dicho antes, creo que vimos una de las más bonitas puestas de sol de toda la isla.

Puesta de sol en Tazacorte.

Después de esa puesta de sol una buena cena en el Restaurante Kiosco Montecarlo. Donde disfrutar de la brisa del mar y de una maravillosa cena canaria.

Como veis no exagero, no se puede empezar mejor unas vacaciones, un viaje en La Isla Bonita.

Las fotografías y comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje en Tazacorte. La Palma, agosto 2019.