Ruta del Monte Camba, de Tielve a Sotres

Etiquetas

, , , , , , , ,

Picos de Europa es cada vez que voy un nuevo descubrimiento, una nueva sorpresa y siempre la confirmación de que es “Mi rincón secreto”.

El verano pasado (verano 2020 después del confinamiento que nos hizo sedentarios a todos) nos escapamos unos días a Arenas de Cabrales, ese lugar al que siempre quiero volver y del que nunca me quiero ir.

En esta ocasión nos dejamos aconsejar por una persona de la Oficina de Turismo que nos dijo que hiciéramos una ruta muy muy guapa. Ruta del Monte Camba.

Y ya os adelanto que es muy recomendable, diría que imprescindible si eres un enamorado de Picos y no está nada masificada, (de hecho solo nos encontramos a tres personas y un perro de Tielve a Sotres).

La ruta empieza en el pueblo de Tielve, llega a Sotres y vuelve a Tielve. Ruta circular de 14Km. La dificultad coincido con la que marca en el mapa del recorrido, media. Y más después de tanto tiempo confinados. El tiempo estimado es de unas 5 horas, si sois tan pesados como nosotros con las fotos, comer…..

Dejamos el coche en Tielve, en un pequeño aparcamiento que hay muy cerca de la iglesia. La ruta es la PR-ANPE-20, aunque no tiene mucha perdida, no hay exceso de marcas. (deberían cuidar eso un poco mejor).

La subida hasta las Majadas es lo más durillo del camino, pero sin excesivo calor y mis bastones, la hago mejor de lo que imaginaba.

Dejamos Tielve detrás, todo es verde, con vacas y algunos árboles…

Vamos cogiendo altura y Tielve se ve como un punto lejano.

Como a unos 30 minutos de salir de Tielve, nos encontramos con una verja que nos hace dudar si será por ahí o no. Pero el chico de la oficina de turismo y la ruta de wikiloc que íbamos siguiendo nos decía que ese era el camino. Es muy posible que si no nos lo hubieran dicho, nos hubiéramos dado la vuelta. Pero como llevábamos esas referencias seguimos. En este punto tengo que decir que no hay ninguna señal.

Solo hay que asegurarse de cerrar bien la valla después de pasar.

Empezamos a ver las primeras casas de las majadas (refugios para los pastores y sus ganados en las montañas) y marcas de la ruta, que nos aseguraba que ese era el camino.

Al llegar a la Majada de Tobares, no puede verse más bonito el rey de los Picos, el Picu Urriellu. Para mi fue una sorpresa encontrarme el Picu (no había leído la descripción del mapa, me había llevado sin más por la recomendación).

Me enamora esa silueta, me parece que puedo reconocerla en cualquier sitio, no me canso de hacer fotos….

Parece que ahora el camino llanea por las majadas, teniendo siempre a la derecha los Picos.

Después pasamos por casi una jungla de helechos y por otra zona de unos arbustos preciosos, pero con unos ¡pinchos!… Buena idea la de llevar pantalones largos.

Llegamos a un pilón donde parece que giramos ya hacia Sotres, pasando por el Alto La Caballar.

En el Alto hay una escultura que recuerda que fue final de una etapa de la Vuelta Ciclista a España 2015.

Desde ese punto la bajada es cómoda y enseguida se puede ver a lo lejos Sotres.

Coincidimos con la llegada de un helicóptero y vemos como deja algo en la Casa del Queso. Una tienda donde también se pueden realizar visitas a una cueva del queso y cata.

Nuestro paso por Sotres en esta ocasión es muy breve, lo que tardamos en tomarnos una bebida en un bar para reponer fuerzas y seguir nuestro camino ya de vuelta a Tielve.

A la salida de Sotres hay unas mesas donde se puede comer disfrutando del maravilloso paisaje. Nosotros decidimos andar un poco más. Desde este punto es todo bajada con piedras, poco rompepiernas.

Nuestro camino va en paralelo con la carretera que une los dos pueblos a través del desfiladero. Las vistas “top”.

Paramos a comer nuestro bocata cuando nos queda poco para llegar. ¡No queremos, no quiero, dejar de ver esa vista!

Para mi ese bocadillo fue como comer en el mejor restaurante del mundo, con muchas Estrellas Michelín.

¡Fantástico! Un bocadillo de los que no se olvidan.

Poco a poco descendemos todo el desfiladero hasta llegar a la carretera. Los últimos tres kilómetros tenemos que hacerlos por allí hasta entrar en Tielve.

Creo sin duda, que es una de las rutas más bonitas que hemos hecho en Picos de Europa. (La verdad es que cada ruta que hago me parece única y maravillosa)…

Las vistas de esta me enamoraron, la sensación de sentirnos privilegiados por ser parte del paisaje durante un corto período de tiempo… ¡Es increíble!

Ha sido una gran terapia después de lo vivido en el confinamiento y es sacar energía para lo que vendrá. Para mi es conseguir esa paz que luego voy dosificando durante el año…. Seguro que alguien me entiende.

¡Si has llegado hasta aquí, GRACIAS por leerme hasta el final!

Si te ha gustado ✍

Las fotografías y comentarios son de Imagina Y Vive Tu Viaje en la ruta del Monte Camba. Tielve – Sotres, agosto 2020.

Castro Urdiales, un pueblo de postal.

Etiquetas

, , , , , , , ,

Castro Urdiales es el típico pueblo que tiene una imagen muy característica, para mi es de postal. La Iglesia de la Asunción, el castillo y el faro, es una foto que todo el mundo que va a Castro Urdiales, tiene.

Castro Urdiales

Tiene su origen en un asentamiento romano, Flavióbriga. Su centro urbano medieval, es desde 1978 Conjunto Histórico.

Llegar a la zona monumental es todo un regalo para la vista. hay que ir poco a poco disfrutando de cada elemento.

La Iglesia de Santa María, es la obra gótica más importante de Cantabria, construida entre los siglos XIII y XV.

Se puede visitar su interior de lunes a sábado de 11:00 a 13:00 y de 16:00 a 18:00.

En el interior hay una joyita del arte español, la Capilla del Cristo Yacente de Gregorio Fernández.

El puente medieval y la ermita de Santa Ana, son otro de los encantos del lugar.

Entre la Ermita y la Iglesia se encuentra el Castillo – Faro de Santa Ana. El castillo es del año 1.163 y el faro de 1.853. Es uno de los pocos castillos que se conservan en Cantabria. Se realizó para defender a la villa de posibles ataques.

Os dejo el horario de visitas en la foto.

Actualmente su interior se realizan distintos actos y exposiciones. Nosotros el verano de 2.020 encontramos una exposición muy interesante de un artista cántabro. Siempre es una suerte encontrarnos en nuestros viajes cosas que no tenemos previstas…

Milario de Nerón.

No he conseguido encontrar como se llamaba el artísta, es una pena porque me gustó mucho. Está claro que hay que tomar siempre notas en todos los viajes….

Dentro del Castillo se guarda un Miliario romano: Miliario de Nerón. Es una señal de la vía romana Pisoraca – Flavióbriga. Señal que estaba en el tramo entre Otañes y el Puerto de las Muñecas. Es del año 61 d.C.

Las vistas desde aquí son preciosas.

Al bajar las escaleras desde la Iglesia de Santa María hacia el centro de Castro Urdiales, hay una pequeña entrada de agua de mar, con una playita de piedras y una gran cueva con una escultura, donde los niños van a darse un chapuzón sobre todo cuando la marea está alta y es como una piscina. Se llama El Pedregal. La parte de arriba es conocida como el solárium, porque ahí van mucho a tomar el sol.

Casi sin darnos cuenta es la hora de los aperitivos y como en todos los lugares de España, Castro Urdiales también cuenta con la zona de pinchos. Nosotros nos paramos en un bar que se llama La Peseta. Pequeña tasta estupenda para unas cervecitas y unas gildas.

Estamos en plena zona de pinchos y comidas. En la calle la Rúa, nos sentamos a comer unas raciones y fenomenal. El verano pasado, todavía era todo mucho más extraño en cuanto a medidas Covid.

La verdad es que podíamos haber seguido toda la tarde en Castro Urdiales, pero también había que ir un poco a la playa, compensar la visita cultural con la lúdica.

Elegimos ir a la playa de Laredo para nuestra tarde de baño.

Está claro que son tiempos extraños para viajar y hacer turismo, pero después del año que pasamos (2020) descansar y disfrutar de los pequeños momentos juntos, es lo más importante… Así que a lo mejor tendremos que volver para conocer Laredo y callejear más por Castro Urdiales.

Las fotografías y comentarios son de Imagina Y Vive Tu Viaje en Castro Urdiales y playa de Laredo en agosto de 2020.

Recorrer Santander por su bahía

Etiquetas

, , , , , ,

Toca descubrir la ciudad de Santander y comenzamos bajando desde nuestro hotel al Paseo Pereda con destino a la Península de la Magdalena.

Al lado del CEAR Príncipe Felipe hay unas gradas y un mirador con una vista preciosa, se llama Dique de Gamazo que bien merece la primera parada de nuestro paseo.

Seguimos caminando pasando por el Museo Marítimo del Cantábrico y llegamos al acceso a la playa de los Peligros. Podemos recorrerla por unas pasarelas de madera.

La playa de la Magdalena, (que continua la de los Peligros) la hacemos caminando por la arena ¡es un gusto!

Así entramos en la Península de la Magdalena, para disfrutar de sus caminos y de sus vistas. El palacio de verano solo se visita los fines de semana (durante el verano) ya que están los cursos de verano de la UMP. Nos tenemos que conformar con los exteriores y desde luego el entorno es imprescindible.

Decidimos hacer el camino recomendado que bordea toda la península.

Llegamos a las Caballerizas, justo enfrente de la playa de Bikini, buen momento y lugar para un café.

Las caballerizas se construyeron en el año 1918 al más puro estilo inglés. Se llevaban a cabo representaciones de teatro entre otras compañías la de La Barraca, de Federico García Lorca. Hoy en día son habitaciones para los residentes durante los cursos de verano de la universidad. Un agradable patio con vistas a la playa del Bikini y una cafetería restaurante.

Era irresistible no tomarnos un café allí después del paseo mañanero que llevábamos.

Seguimos disfrutando del paseo del entorno del parque.

Vistas a la playa, a los acantilados, así llegamos al Faro de la Punta de la Cerda. Desde donde se ve también la pequeña Isla de Mouro y su faro.

Varios bancos están colocados estratégicamente para sentarse y contemplar las vistas.

Llegamos al Palacio de la Magdalena, tan sobrio y distinguido, donde la bungavilla destaca en la fachada.

El Palacio de la Magdalena es el edificio más importante y famoso de la ciudad de Santander. Se construyó entre 1908 y 1912. El ayuntamiento regaló a Alfonso XIII y a Victoria Eugenia una residencia para pasar el verano. 17 años estuvieron veraneando allí.

A partir de la Segunda República tuvo distintos usos y desde 1977 es del Ayuntamiento de Santander (hay una historia interesante de cómo lo adquirió al Conde de Barcelona, bueno también un poco indignante). Se rehabilitó todo el edificio y el ayuntamiento cede las instalaciones durante el verano a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. El resto del año se utiliza para exposiciones, congresos y visitas turísticas al publico en general. (En verano solo se hacen los fines de semana, por eso es importante reservar con tiempo la visita si quieres ver el interior, nosotros no lo conseguimos).

Una pequeña ermita justo enfrente de la entrada principal al palacio, mira a los acantilados de la bahía, a la isla de Mouro y a la playa del Sardinero.

Avanzando por el camino llegamos al Mirador dedicado a “El hombre y la Mar”. Es un museo al aire libre homenajeando a las expediciones realizadas por el navegante santanderino Vital Alsar Ramírez entre 1966 y 1992. Al lado está la balsa construida en Guayaquil (Ecuador), en la que cruzó el Pacífico en 1970.

Me trae tantos recuerdos ese lugar…

Muy cerca está el pequeño zoo de la Magdalena, que ahora están remodelando los circuitos de agua. Vemos unas focas o elefantes marinos ¡ya no me acuerdo de la diferencia! Desde allí se tiene una buena vista de la playa de El Camello.

Ya que estamos en ese lado de Santander nos vamos dando un paseo por la zona del Sardinero, pasando por los distintos paseos y playas que están en esa zona de la ciudad y así ver el Casino, el Gran Hotel y esos edificios tan de la Belle Époque.

La Playa del Sardinero tiene dos partes, Primera y Segunda Playa del Sardinero, dan ganas de meterse la verdad, pero hemos ido para hacer turismo de ciudad.

Llegamos hasta el último mirador de la Segunda Playa del Sardinero, (muy cerca de allí saldrá una ruta que haremos otro de los días que estemos en Santander, al Faro del Cabo Mayor).

Para poder hacer el camino de vuelta y el paseo de tarde entramos a tomar unas raciones en el bar que está justo debajo del Gran Casino, se llama Al Norte.

Tengo que deciros que estupendo y un precio razonable y eso que está donde está.

Una vez comido y recorrido un poco esta zona, cogemos un autobús al lado del Gran Casino que nos lleva a Puerto Chico, porque vamos a entrar en el Centro Botín para ver la estupenda exposición Picasso Ibero.

La Reina Sofía tuvo la misma idea, así que nos tocó esperar a que saliera de su visita al Centro para poder entrar.

Ya solo el edificio merece una visita y muchas fotos, sobre todo del exterior, porque en el interior no está permitido hacer fotos ¡qué le vamos a hacer! Solo puedes hacer fotos en una sala con grandes ventanales a la bahía (que merece la pena os lo aseguro.

La Exposición de Picasso es estupenda y se puede ver hasta el 12 de septiembre. Si eres miembro de la Mutua Madrileña la entrada es gratis para ti y un acompañante, así que perfecto, si no cuesta la entrada general 9€.

Cuando Picasso descubrió en el Louvre la sala de antigüedades, pudiendo ver piezas de arte ibero como la Dama de Elche o esculturas del Cerro de los Santos de Albacete, le hizo investigar, hacer bocetos, proyectos con clara influencia ibera.

Podemos ver obras de Picasso y piezas arqueológicas de la época. Muy bien organizada en los espacios. ¡Me ha encantado! Es una pena lo de las fotos…

También vimos la exposición de Retratos: Esencia y Expresión. Exposición permanente de obras de la colección privada de Jaime Botín, cedidas para la Fundación Botín. Es la misma entrada que para Picasso.

Ahora os enseño los maravillosos ventanales de una de las salas de exposiciones del Centro, que te dejan hacer fotos mientras no saques a las obras de arte. Y pienso ¿Qué mejor obra de arte que la Bahía de Santander?

El Centro Botín tiene unas escaleras que llevan a unas pasarelas en su exterior desde las que se tienen unas estupendas vistas también de Santander y de su bahía.

Como nos había parecido poco paseo el que llevábamos, nos fuimos andando hasta el Barrio Pesquero de Santander, es famoso por sus restaurantes de pescados y mariscos.

Solo pudimos tomarnos algo, porque tenían todo reservado para las cenas. Así que nos dimos un paseo de media hora desde Puerto Chico para una cerveza, ver el barrio, y regresar.

Por cierto en el Barrio Pesquero también es muy conocida la fiesta – romería de la Virgen de Carmen, que estaban preparando cuando fuimos ya que coincidíamos esos días.

Vamos a cenar al Mercado del Este que está justo detrás del Paseo Pereda. El edificio está declarado bien de interés cultural de Santander, se construyó en 1842. Es uno de las primeras galerías edificadas de España.

También tiene en su interior el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria. (Que visitamos nuestro último día en Santander y os contaré en otro post).

Puedes hacer la compra y tomar algo en uno de sus bares, que por cierto está genial, aquí os lo dejo.

Así termina un día muy intenso y muy bien aprovechado, de esos días que dices ¡me ha cundido! Caminando por Santander dejando siempre la bahía a un lado, disfrutando de la naturaleza en la Península de la Magdalena, viendo sus edificios señoriales en la zona del Sardinero. Descubriendo uno de los barrios más antiguos de Santander y picoteando su maravillosa gastronomía.

Las fotografías y comentarios son de Imagina Y Vive Tu Viaje en Santander. 15 de julio de 2021.

Durmiendo y dando gusto al paladar en… Hotel Arillo, Noja. Cantabria.

Etiquetas

, , , , , , ,

Ya que estoy puesta con recomendaciones sobre hoteles, en el último post os hablé del NH Santander, hoy os cuento sobre un pequeño hotel de Noja, también en Cantabria.

Noja es un importante núcleo turístico cántabro. Población con una bonita arquitectura civil y una iglesia del siglo XVII. Pero es especialmente conocida por sus dos grandes playas Trengandín y la de Ris. También por su zona de humedales, por la que está dentro de la Reserva Natural de las Marismas de Santoña y Noja.

Para pasar unos días en Noja decidimos alojarnos en un hotel en la misma playa Trengandín, localización estupenda para ir a la playa. Para ir al centro de Noja sólo hay que subir una cuestecita y ya está. Hay gran cantidad de bares y restaurantes donde comer maravillosamente bien.

Como veis la ubicación del Hotel Arillo no puede estar mejor.

Las habitaciones con baño estaban bien, para mi gusto un poco “viejitas” la ropa de cama y las toallas, pero por lo demás bien. Tiene aparcamiento para los clientes, aspecto importante porque Noja tiene mucho tráfico. Una piscina que en tiempos de Covid tiene aforo, pero que está genial y un restaurante con una comida muy rica. ¡No se puede pedir más! Eso sí las vistas de nuestras habitaciones daban a la piscina no a la playa…

Os enseño las habitaciones.

El primer día que llegamos, comimos unas entradas en su restaurante y durante nuestra estancia, repetimos…

Ese primer día en Noja fue estupendo, esa playa tan fantástica con ese mar tan precioso y un increíble arcoíris como colofón.

Las fotografías y comentarios son de Imagina Y Vive Tu Viaje en el Hotel Arillo. Noja, agosto de 2020.

Durmiendo en… NH Ciudad de Santander. Dando gusto al paladar en… Marucho. Santander.

Etiquetas

, , , , , ,

Nuestra escapada veraniega de este verano, de nuevo raro, ha sido a la ciudad de Santander.

Siempre que vamos a Cantabria, o no pasamos por la ciudad de Santander o es una visita de unas horas y en esta ocasión decidimos que dedicaríamos cinco días exclusivamente a descubrir la capital cántabra, así que elegimos un hotel que estuviera bien situado y con garaje para dejar el coche y no moverlo.

El hotel elegido fue NH Ciudad de Santander. En la Calle Menéndez Pelayo, a menos de 5 minutos del Paseo Pereda y de Puerto chico. Mapa. El Centro Botín está al final del Paseo Pereda (10 minutos andando desde el hotel).

Os dejo también algunas fotos de los sitios que tiene cerca el hotel, porque aunque parezca que estáis dentro de la ciudad, a pocos minutos tenéis el mar, tenéis la Bahía de Santander. Os daréis cuenta que el centro de Santander es la Bahía, todo gira a su alrededor.

Para descubrir la ciudad es estupendo, para ir a la playa del Sardinero hay muchos autobuses desde Puerto Chico que os dejan en la playa y en otros puntos turísticos de la ciudad. (A los de las fotos llegáis andando)

C/Lope de Vega

Os iré contando pronto los distintos itinerarios que hicimos en la ciudad y los desplazamientos. Solo deciros que aunque Santander es una ciudad llena de cuestas, está muy bien comunicada. Muchos autobuses y en las calles más empinadas, escaleras mecánicas para hacer más fácil las subidas.

Está muy cerca de la Calle Lope de Vega que tiene dos tramos de esas escaleras mecánicas.

La zona donde está el hotel es justo zona de restaurantes y no hay que ir buscando demasiado, todo está muy cerca.

Cogimos plaza de parking porque el hotel está en zona azul, en la que hay que reponer “papelito” a menudo y no es plan de estar pagando constantemente. La zona de no pago ya nos pillaba un poco más lejos y claro que lo intentamos, pero muy difícil aparcar.

El único inconveniente del aparcamiento es que no te reservan la plaza, si llegas y hay perfecto, y si no tienen un acuerdo con un garaje de la zona. Como no movimos el coche en los 5 días que estuvimos, no tuvimos problema. Cada día de parking nos costó 12€. (Estuvimos 5 días 4 noches, pagas por noche que estás).

El hotel NH Ciudad de Santander, como todos los NH muy cómodo, moderno y funcional. Creo que en este caso la habitación un poco pequeña y con vistas al aparcamiento (debe ser que no somos muy exigentes al hacer las reservas). Se veía que estaba reformada y bueno no estuvimos demasiado en la habitación, habíamos ido a descubrir los rincones de la ciudad, no la habitación…. Si además sois unos apasionados del deporte o del gimnasio, tienen un acuerdo con un gimnasio que está muy cerquita, Different Fitness, y por ser cliente del hotel gratis todas sus máquinas.

Su obsequio de una botella de agua y el poder tomarte un té o infusión es común en todos los NH, aunque en este caso no lo usamos, llegábamos tan cansados de andar, que ni infusión…

Llevábamos incluido el desayuno con la habitación Standard Double. En estos tiempos de Covid tienes que decir en recepción la hora aproximada a la que vas a ir a desayunar para que organicen el espacio y no haya demasiado mogollón. Te sirven las camareras, eso sí, todo lo que quieras. Aprovecho para deciros que todo el personal del hotel muy atento y amable.

Tengo que deciros que si tuviera que volver a Santander, volveríamos al NH Ciudad de Santander, especialmente por la ubicación, así que tomar nota…

También tenéis que tomar nota del Restaurante Marucho, también muy cerca del hotel, en la calle Tetuán. Especializado en pescados y mariscos, es muy famoso en la ciudad y a nosotros nos lo habían recomendado como imprescindible.

Yo tenía un gran antojo de bocartes y estaban exquisitos. Lo demás que pedimos nos dejamos aconsejar por su dueño, albóndigas de pescado y un rodaballo para compartir dos. (En este viaje solo hemos ido dos, de parejita).

Nos hubiera encantado repetir otra vez y probar el marisco que ¡tenía un pinta! Pero fue imposible, porque hay tantos sitios en los que comer, tapar, aperitivos y cenar en Santander…. Tendremos que volver, lo tengo claro. Además sé con quien me gustaría volver y enseñarles muchos sitios donde comer rico rico…

Las fotografías y comentarios son de Imagina Y Vive Tu Viaje en el hotel NH Ciudad de Santander. Julio 2021.

Dando gusto al paladar en… Santxotena, Elizondo.

Etiquetas

, , , , , ,

No nos podemos ir de Elizondo sin completar la visita a los escenarios de la Trilogía del Baztán de Dolores Redondo. El último sitio es el Restaurante Santxotena, el restaurante preferido de “James” , marido de la inspectora Salazar.

Restaurante Santxotena

Hicimos una buena elección, todo lo que probamos, excelente. No se os olvide reservar porque entre los libros, las películas y los que son de allí, siempre está lleno.

Ya sabéis que me encanta sacar fotos a la decoración de los restaurantes, aquí os dejo esta.

Cuando un bar o restaurante tiene como decoración flores o plantas naturales ¡me encanta! Este estaba lleno de hortensias preciosas.

En la zona del Valle del Baztán y en Elizondo por supuesto son famosas sus alubias rojas… Ya habréis imaginado qué fue lo que comimos.

Pimientos del piquillo
Hongos salteados
Chuleta de ternera
Alubias rojas

Una selección de sus postres…

Una buena comida para terminar nuestro viaje al Valle del Baztán y agradecidos sobre todo por haber podido disfrutar de unos días en este mundo con Covid-19.

Las fotografías son de Imagina Y Vive Tu Viaje en el Restaurante Santxotena. Elizondo, julio 2020.

Paseo hasta la Ermita de Belate.

Etiquetas

, , , , , ,

Nuestro último día recorriendo el Valle del Baztán nos lo tomamos con tranquilidad. Queremos ver la Ermita de Belate, también se escribe Velate.

Después de varios aparcamientos que no eran el comienzo de nuestra ruta, dimos con el que sí era. Kilómetro 3 de la NA-1210, Portillo de la Ermita. En el mapa que os dejo hicimos la ruta número 1 de color verde, aunque en vez de circular, hicimos la vuelta por el mismo sitio que habíamos ido, por la parte de arriba que no coincide con el río.

Son 2 km muy sencillos, primero entre bosque, luego un poco más despejado.

Enseguida (unos 20 minutos), vemos el edificio que fue monasterio y al lado la iglesia, que esconde su puerta románica.

El Monasterio de Belate se fundó hacia el año 1160. Aparece por primera vez en la Historia en una bula papal de Alejandro III. Se construyó por el obispado de Pamplona como refugio de peregrinos que hacían el Camino de Santiago, para resguardarse de los bandidos o del mal tiempo en su peregrinaje. Durante años tuvo bastante poder, pero guerras e incendios le llevaron al abandono.

Actualmente quedan en pie un edificio rectangular que pertenecía al monasterio y la iglesia de Santa María de Belate.

La fachada de la iglesia tiene una sola ventana, contrafuertes en los lados y una chimenea que calentaba el edificio, una puerta románica con cinco arquivoltas de arcos ojivales.

El interior lo podemos ver desde la puerta, es un templo de una nave, cañón apuntado con tres arcos.

Iglesia Santa María de Belate

El entorno muy bonito, el río está al lado de la ermita y es muy agradable adentrarse en ese pequeño bosque.

Desde aquí se puede volver por el mismo sitio o continuar al borde del río, que sale de nuevo al Portillo de la Ermita, donde se dejan los coches.

A 1 km de ahí está la Venta de Ultzama, un caserón que se construyó en 1896 por el Ayuntamiento del Valle de Ultzama para acoger a los caminantes que llegaran hasta allí. Lugar ideal para un café observando a los ciervos.

La verdad es que es ideal para comer también y para dormir y alejarte del mundo.

Pero nosotros teníamos reservado comer en el restaurante más famoso de Elizondo, Santxotena…

Las fotografías y comentarios son de Imagina Y Vive Tu Viaje en Belate. Valle del Baztán julio 2020.

Pueblos escondidos del Valle del Baztán.

Etiquetas

, , , , , ,

Como os dije en mi anterior entrada sobre el Señorío de Bértiz, os cuento cómo son algunos de los pueblecitos que están cerca y que se pueden recorrer todos en un día.

Antes es imprescindible que os detengáis en el Mirador del Baztán para disfrutar de la vista. En la carretera NA-2540 un poco antes del desvío a Ziga, el arcén es un poco más ancho para poder dejar el coche y así ver la vista.

Es una balconada desde donde se ven los distintos montes, pueblos que están en el valle, y caseríos, bordas, cultivos que hacen de esa vista, una vista que no debes perderte si te encantan los miradores.

Ziga será el primero de los pueblos que vemos. Además de preciosas casas con escudos en piedra, nos encontramos la Iglesia de San Lorenzo, denominada la “Catedral del Baztán”.

Presidiendo el valle está con su planta de cruz latina y hecha en piedra sillar, construida entre los años 1593 y 1603. No pudimos entrar a verla porque estaba cerrada (era por la tarde).

Berroeta, es nuestra siguiente parada. Se encuentra a los pies del Monte Abartan. El Rey Sancho el Sabio concedió fueros a Berroeta en 1193. (Privilegios como el de tener un juez). Paseamos alrededor de la iglesia de San Martín de Tours, pero tampoco pudimos entrar, también cerrada.

Nosotros encontramos una tranquilidad absoluta.

Lekaroz, será nuestra última parada antes de volver a Elizondo. Se encuentra a la sombra del Monte Legate. Pueblo conocido en la Historia como uno de los escenarios en 1835 de lucha entre carlistas y liberales (Guerra Carlista). La iglesia de San Bartolomé y tres casas se salvaron del incendio.

Lekaroz también es conocido por un colegio que fundaron los capuchinos a finales del siglo XIX. Hoy en día es el instituto del Baztán. Varios palacios (que no vimos) y su famosa tortilla de patata, que no probamos, porque no encontramos nada abierto. (El Covid-19 es lo que tiene). Además para los amantes de la Trilogía del Baztán, la iglesia es la que sale en las películas basadas en los libros de Dolores Redondo.

Otros pueblecitos hay muy cerca que tienen lugares interesantes, pero que por las restricciones Covid, no pudimos ver y no sé cómo andará todo en este momento del año (agosto 2021). Nosotros estuvimos en julio del 2020. Os voy a dejar los sitios que llevaba pensado visitar y que por unos motivos u otros no pudimos.

  • Yo me quedé con ganas de ver en Jauregía su famosa quesería y hacer una visita con cata. En Irurita visitar el Palacio Jauregía. Es un hotel, pero creo que se hacen visitas guiadas.
  • Molino y castillo de Amaiur.
  • Tren cremallera Larrun.
  • Molino de Etxaide.
  • Museo Etnográfico Jorge Oteiza de Baztán, en Elizondo (estaba cerrado).
  • Almandoz : dólmenes y túmulo prehistórico de Paramendi.
  • Estelas de Ainz.
  • Balneario de Elgorriaga (un poco ya más lejos de Baztán).

Como veis tendría para otro viaje de otra semana. Me queda por contaros una pequeña ruta más que hicimos el último día completo en el Valle. La pequeña ermita de Belate. También nuestra comida de “lujo” en Santxotena, el restaurante preferido de “James” (marido de nuestra querida inspectora Salazar) en Elizondo.

Las fotografías y los comentarios son de Imagina Y Vive Tu Viaje en el Valle del Baztán. Julio 2020.

Señorío de Bértiz, una de las joyas de Navarra.

Etiquetas

, , , ,

Seguramente habéis visto muchos reportajes del Otoño en el bosque del Señorío de Bértiz, cientos de fotografías de sus árboles y la verdad es que es así, como se ve en las fotos. Incluso en verano es bonito, la cantidad de tonos de verdes son incontables.

Desde nuestro hotel en Elizondo son 10 minutos en coche. En la caseta de entrada os darán un mapa del Parque con las rutas que se pueden hacer. Os dejo aquí el apartado de su web donde podéis encontrar toda la información por si queréis llevarlo organizado y pensado ya.

El Señorío de Bértiz es además un lugar ideal si queremos alejarnos de las mascarillas y del barullo de la gente, fantástico para caminar sin agobios. Tiene muchas sendas, por lo que es fácil no coincidir con demasiadas personas.

Geográficamente está localizado en la cuenca del Batzán-Bidasoa. (Es en la cascada de Xorroxín donde nace el río Baztán que pasará a llamarse Bidasoa).

Su origen se remonta al año 1392, siendo Pedro Miguel Bértiz su primer titular. Fue un juez con una gran jurisdicción, nombrado “Merino de las montañas”, por Carlos III el Noble.

Hasta el siglo XIX el Señorío siguió en manos de la familia Bértiz, después tuvieron varios propietarios, hasta que lo compraron el matrimonio Ciga-Fernández. Los que dieron forma al jardín.

La otra parte es la del Parque Natural de Bértiz, donde se encuentran las rutas y sendas entre el bosque. Hoy en día es propiedad de la Comunidad Foral de Navarra, con 2.053Ha. La dejó en su testamento Don Pedro Ciga y en 1984 se declaró Parque Natural.

Nuestra idea era hacer una ruta circular de 6Km para ver un salto de agua, pero terminamos haciendo una de 12Km. La senda de Irretarazu.

En la senda de Irretarazu, salvo la primera cuesta, no tiene mucha dificultad y el paisaje ¡precioso!