Praga, mi gran descubrimiento y punto final a un viaje estupendo por República Checa que tuvimos la suerte de realizar el verano pasado (2017). Entre el viaje a Viena, los días de Parador y Balneario, de Así es Bali, de casa rural y de camping en la playa y las escapadas del invierno he dejado apartado Praga y eso no puede ser, porque para mi fue mágica, especial… Un lugar donde seguro he de volver.

En mi lista de ciudades favoritas que lideraba Paris, Praga ha alcanzado el mismo nivel y en ocasiones creo que más…

Praga es muy sencilla en cuanto tarjetas turísticos y transporte, porque la Prague Card incluye museos, lugares de interés y transporte público. Nosotros sacaríamos una de 3 días, pero no lo hicimos el día de nuestra llegada, ya que disfrutaremos de esta preciosa ciudad cinco días maravillosos – cuatro noches.

Por eso el primer día sacamos un billete normal, que no recuerdo si era para todo el día: niños 12 coronas checas, adultos 24 coronas checas.

Después del primer momento de dejar las cosas en el hotel y que nuestra guía durante las rutas de senderismo nos mareara un poco en el metro, conseguimos llegar a la Plaza Wenceslao, dentro de lo que se conoce como “Ciudad Nueva”.

Una vez que ya estuve centrada y sabiendo dónde estábamos, comencé a VER la plaza.

Es una plaza para recorrerla de arriba abajo, fijándose en los detalles de cada edificio y de las calles que salen de ella hacía otros sitios de la ciudad.

En esta Plaza hay una oficina de turismo donde poder comprar las (parece un Kiosco) Prague Card, que compramos para 72horas desde el día siguiente.

La tensión de la llegada, el descubrir de la Plaza, comprar 7 tarjetas…. llegó la hora de comer. Buscamos un sitio que llevábamos visto para ir. De la plaza sale la Calle Vodickova.

Queríamos comer en Novomestský Pivovar https://www.npivovar.cz/cz/  y así poder comer codillo, gulash, dumplins (esa especia de pan blando) y como no, seguir con la degustación de la estupenda cerveza checa.

Comimos en una terraza arriba del todo y era un sitio muy bonito y no muy caro, Praga es una ciudad muy asequible en cuestión de precios.

Salimos encantados de nuestra primera comida en Praga y nos fuimos camino de la siguiente parada: la Plaza de Carlos IV. Como somos unos enamorados de las placitas y de los cafés, encontramos entre la calle Vodickova y el Ayuntamiento Nuevo, una de esas plazas en las que no tienes más remedio que quedarte un rato y disfrutar de un capuchino.

Unas bonitas esculturas colgantes decoraban la plaza.

Así teníamos fuerza para subir a la Torre del Ayuntamiento de la Ciudad Nueva, cómo sabíamos que no podríamos subir a la Torre del Reloj del Ayuntamiento Viejo, decidimos subir a ésta. Cual fue nuestra sorpresa que la vista nos pareció un regalo.

El edificio ya existía en el siglo XIV y la torre se añadió en el XV. Fue juzgados, prisión y actualmente acoge eventos culturales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Plaza de Carlos IV, grande y arbolada nos espera debajo poco transitada.

Bajamos por la Calle Resslova, viendo numerosas fachadas señoriales.

En el lado de la derecha está la Iglesia de San Cirilo y San Metodio, Lugar donde se escondieron los paracaidistas checos que asesinaron al nazi Reinhard Heydrich y al verse rodeados por las tropas enemigas, decidieron quitarse la vida. Se puede visitar la cripta, aunque nosotros no llegamos a entrar.

Al final de la calle Resslova ya se puede ver un poco La Casa Danzante. La próxima vez que vaya fijo que subimos a su mirador y cenamos en su restaurante Ginger & Fred. El edificio representa a los dos bailarines de Holliwood, Ginger Rogers y Fred Adstaire.

DSC_0002

Cuando viajas con niños, en nuestro caso ya con adolescentes es muy importante que ellos también elijan qué quieren ver o qué quieren hacer. Por eso nuestros 3 adolescentes tienen la genial idea de montar en los pedales del Río Moldava.

 

DSC_0013DSC_0017DSC_0021DSC_0027DSC_0034DSC_0044DSC_0045DSC_0046DSC_0047DSC_0048DSC_0050DSC_0327DSC_0328

Como veis fue todo un acierto, la vista de Praga desde el Río Moldava, ¡es preciosa! Tuvimos una imagen de Praga que estábamos menos acostumbrados a ver.

Las fotografías y comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje en Praga.                   República Checa Agosto 2017