En esta ocasión nuestra pequeña escapada estival es en Tordesillas, Valladolid. En Fitur (Feria del Turismo) por ser “Amigos de Paradores”, podías comprar noches (packs regalo) con un descuento en esas cajas. ¡Había que aprovechar la ocasión!

Elegimos Tordesillas porque está cerca de nuestro segundo destino de esta escapada, Balneario Olmedo (hablaré de él en otro post).

Esta escapada estaba dedicada al descanso y a disfrutar de los momentos.

El Parador de Tordesillas es un edificio castellano, no es ningún lugar histórico, pero está decorado con buen gusto, sencillo, elegante, agradable y acogedor.

20180812_124805[1]20180812_13024620180812_16124620180812_161333

Tiene el encanto de estar en un pinar, con el olor característico de los pinos y la tranquilidad que se respira.

No tuvimos problema para hacer la reserva ya que queríamos dormir un domingo con salida el lunes, aunque lo reservamos con 1 mes más o menos de antelación.

Nuestra habitación es sencilla, pero cómoda.

20180812_12513520180812_12514320180812_125155

20180812_125211

 

20180812_12513520180812_12514320180812_125155

20180812_125449

Nuestra vista da a un jardín interior.

20180812_125211

Ya que estamos en Tordesillas hay que ver por lo menos 2 cosas, pero con calma.

Las Casas del Tratado, donde además de poder visitarse de manera gratuita, está la Oficina de Turismo de Tordesillas. En las Casas tienen valiosa información sobre el Tratado de Tordesillas, aunque todos los documentos son facsímeles, nos hacemos una idea de lo que supuso en 1494 el famoso acuerdo.

Por si necesitais refrescar un poco la memoria es la firma de un acuerdo entre Castilla y Portugal el 7 de junio de 1494, Por los Reyes Católicos y Juan II. A la firma asistieron los representantes de ambos reinos. Para evitar conflictos de interses se estableció una línea imaginaria a 370 leguas al oeste del archipiélago de Cabo Verde, para distribuirse las zonas de navegación y los territorios a conquistar en el océano Atlántico y el Nuevo Mundo. ¡Se repartieron el mundo!

También podemos ver el facsímil del mapa de Juan de la Cosa.

El otro lugar imprescindible para esta visita a Tordesillas es el Real Monasterio de Santa Clara.  A las 2 de la tarde hay una visita guiada donde te explican (muy bien por cierto) el antiguo Palacio de Alfonso XI, uno de los mejores lugares de arte mudéjar de Castilla y León.

El pequeño claustro mudejar es el único lugar donde se pueden hacer fotos.

20180812_135619

Se puede visitar en una de las salas una pequeña exposición sobre Carlos I de España y V de Alemania sobre el centenario de su llegada a España. (1517 – 2017). MEMENTO REGIS.

https://www.patrimonionacional.es/colecciones-reales/exposiciones/carlos-i-memento-regis-v-centenario-de-su-llegada-espana

La visita termina justo para comer, cualquier bar de la Plaza Mayor es ideal para tapear e ir a disfrutar de la piscina del Parador.

En el recinto de la piscina se está fenomenal, respirando el olor a pino y leyendo un buen libro. ¡Es ideal!

Un paseo por Tordesillas a la caida del sol para ver su bonito Puente Medieval sobre el Río Duero, hace que el día sea perfecto.

20180812_20530920180812_205558

Incluso parece que alguna estrella fugaz en la “noche de las perseidas” nos quiere acompañar.

Las fotos y comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje en Tordesillas. Agosto 2018.