Nuestra escapada romántica de este verano continua y de Tordesillas vamos a Olmedo, allí tenemos una reserva en su Balneario de Castilla Termal.

La noche con desayuno y el circuito termal fue un regalo estupendo de fin de curso de los padres de mis alumnos (en alguna ocasión creo que he dicho que soy profesora, suelo recibir algún que otro regalo en Navidad y al final de curso. Este año me han regalado un bono fantástico en uno de los balnearios de Castilla Termal, pero con la recomendación de que fuéramos al de Olmedo para disfrutar también de la piscina de verano).

Por eso elegimos la zona de Valladolid para la escapada.

https://www.castillatermal.com/ Aquí os dejo el enlace por si alguien quiere echar un vistazo a su página, tienen alguna que otra oferta interesante.

Una vez que se llega a Olmedo el Balneario no tiene pérdida, tiene un aparcamiento donde puedes dejar el coche y ya a disfrutar, tanto de las instalaciones como de Olmedo, solo hay que cruzar una pasarela que atraviesa la carretera y estás en el pueblo.

Lo primero que hacemos es ver nuestra habitación y dar una pequeña vuelta por las instalaciones.

 

Reservamos uno de los tratamientos para la tarde que oferta el balneario: peeling y un masaje combinado durante 1h30. ¡De lo más relajante, os lo aseguro!

Nos vamos al Parque Temático del Mudéjar de Castilla y León. Está justo enfrente del Balneario, cruzando la pasarela, tenemos 1h antes de que cierren (14:00h). Es un sitio ideal para ir con niños ya que tiene réplicas mudéjares de sitios de Castilla y León (que yo no sabía que existían). En algunas de ellas puedes entrar, está todo a nuestra medida. También a lo largo del Parque hay unos trenes que circulan de verdad con la réplica también de estaciones reales.

20180813_132610

Las réplicas han sido realizadas por D. Félix Arranz Pinto.

En esta imagen vemos la réplica del Monumento a la Soterraña. Patrona de Olmedo.

 

 

Con esta visita tan interesante comemos en la Plaza Mayor y volvemos al Balneario para nuestro tratamiento relajante.

Es una pena que no se pueda hacer fotos en la piscina termal, y además no se puede usar el móvil para nada….

Si tenemos alguna foto del restaurante del Balneario “El Hontanar”, donde se puede reservar en la misma recepción del Balneario.

La cena fue estupenda, como todo en esa escapada…

Al día siguiente tenemos que dejar la habitación a las 12, pero podemos seguir utilizando todas las instalaciones hasta las 2 de la tarde, así que eso hicimos, aprovechar al máximo esa piscina termal maravillosa, tiene tantas cosas que ni siquiera salimos a la piscina de verano, eso es más fácil de encontrar en otros sitios, pero no los “chorros de la termal”.

Tengo que decir que la atención del personal, ha sido excepcional, muy agradable todo el mundo.

Con mucha pena tenemos que irnos de Olmedo, aunque nos llevamos algún que otro producto de su tienda, para cuando necesitemos un “descanso termal”.

Las fotos y comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje en Castilla Termal Balneario de Olmedo. Agosto 2018