Me resulta emocionante recordar nuestro verano en República Checa, ahora que casi empiezo a preparar el siguiente, renueva mi espíritu viajero.

Karlovy Vary para nosotros fue dejar las botas y bastones y vestirnos un poco más de urbanitas, fue empezar un viaje diferente dentro del mismo, una experiencia muy interesante.

Tras dejar las maletas en el hotel empezamos a descubrir la ciudad ya que sólo pasaremos una noche, un día tan solo y creo que dos noches hubiera sido mucho mejor…

Voy a contar los 8 motivos por los cuales es imprescindible visitar Karlovy Vary y disfrutarla al máximo.

1º Pasear por el Paseo del Río. 

Donde nos encontramos todo tipo de edificios de distintas épocas.

2º Dejarse llevar por las calles y edificios del Barrio Ruso. Imaginar que puedes encontrarte paseando para ir a tomar las “aguas” al Zar Pedro “El Grande”, a Goethe o al mismísimo Karl Marx.

Dentro del Barrio Ruso es imprescindible visitar la Iglesia Ortodoxa de San Pedro y San Pablo.

3º Recorrer las fuentes probando el agua de cada una con una preciosa jarrita típica. Hay que hacerlo aunque sea incapaz de recomendar la que esté más buena y sepa menos a azufre.

4º Escuchar un concierto de música en la Gran Columnata. Si tienes la suerte de llegar a alguno de los muchos conciertos que allí se organizan y escuchar a alguna orquesta, puede ser un momento increiblemente feliz, dificil de describir con palabras.

Subir a la gran terraza justo encima es también imprescindible.

DSC_0730

 

5º Probar un chupito al menos, de su licor Becherovka.

 

 

 

6º Mirador de Diana. Subir en el funicular para llegar al Mirador y subir los 150 escalones para contemplar Karlovy Vary desde “el cielo”.

DSC_0800DSC_0801DSC_0806

7º. Imaginar que eres “Una Chica Bond” en el Hotel Pupp. En este hotel se rodó “Casino Royal” una  película de “James Bond”. Hay que entrar en su cafetería y echar un vistazo y desde luego tomarse un perfecto capuchino.

DSC_0896

8ª Probar las famosas obleas de Karlovy Vary. Las hay sin relleno con relleno de todo tipo de chocolates, limón, caramelo,… Imprescindibles.

 

Creo que estas ocho cosas son las que se debe hacer en Karlovy Vary y si todavía no has probado el “codillo” es un buen lugar para probarlo, de la cerveza no digo nada porque se prueba en toda la República Checa. Aún así dejo una recomendación para comer.

 

Las fotos y los comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje en Karlovy Vary en agosto de 2017.