Nuestra segunda Navidad fuera de casa y no puede empezar en una ciudad más bonita y con mas “vida” que Écija.

20181222_125145

A 86Km de Sevilla descubrimos a esta ciudad bañada por el Río Genil y famosa por sus torres, 11 en concreto, además es Conjunto Histórico Artístico desde 1966.

Nos hubiera gustado mucho realizar una visita temática por Écija,  pero no llegamos por el horario. http://www.turismoecija.com/que-hacer/rutas-por-ecija.php

Después de aparcar a orillas de un parque junto al río y ver que hacía un sol radiante, como para no llevar abrigo, aún siendo diciembre, nos ponemos a caminar hacía el centro, donde está más o menos lo que queremos ver.

Las torres de alguna de las iglesias van llamando nuestra atención, y nombres de las casas palacio que nos encontrábamos.

Aunque solo nos iba a dar tiempo a visitar es el Palacio de Peñaflor, Monumento Nacional y con una preciosa fachada de estilo barroco civil, decorada con pinturas al fresco, con trampantojos y paisajes y un mirador en lo alto, con la mejor vista de Écija.

La entrada cuesta 2€ y la reducida 1,50€ (jubilados, estudiantes y profesores).

Un pequeño patio que conduce a las caballerizas a la izquierda, (ahora con un Belén), al frente al patio principal cerrado para su rehabilitación y una escalera doble que conduce a las plantas y mirador del palacio.

A mi me pareció verdaderamente bonita la vista, a la que llegas después de subir unas pequeñas escaleras de caracol que dan a la terraza, donde se ven tejados y torres. ¡Preciosa la imagen!

Tras ver el Palacio y sus vistas toca descubrir pequeños rincones y otras curiosidades de Écija.

Así llegamos a la Plaza de España donde en calles que salen a la plaza se puede tomar un aperitivo antes de comer y ver lo que esconde la Plaza.

Los restos romanos que encontramos en la Plaza, es un estanque que se situaba en la parte trasera de un templo, que ya no se conserva. Aquí se han descubierto grandes hallazgos de la época romana, entre los que está la famosa Amazona de Écija. Ahora en el museo, Palacio de Benamejí, que no llegamos a verlo abierto.

Comimos en plena plaza en el restaurante Central, aunque se nos había quitado un poco el hambre después de los aperitivos. https://www.facebook.com/ElCentralEcija/

Un paseo para tener claro que es una pena no pasar al menos una noche en Écija, antes de ir a nuestro destino: Sevilla.

Un paseo por lo menos para poder haber visto el Palacio de Benamejí y sus joyas.

Las fotografías y comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje en Écija. Navidad 2018.