Pura Besakih, “Templo Madre” templo más grande y más importante de Bali, la Isla de los Dioses.

De camino al templo desde el Palacio de Agua, Tirta Gangga, aprendimos alguna cosa curiosa, que no teníamos ni idea.

Con todo lo visto desde nuestra furgoneta, llegamos al “Templo Madre” Pura Besakih, uno de nuestros grandes objetivos del viaje.

En Bali es muy importante el ordenamiento del templo, sigue unas líneas, orientado siempre del mar a la montaña. El grado de importancia lo da la cercanía a la montaña. Por eso Besakih es el más importante de la isla, se encuentra en las laderas del Gunung Agung, volcán activo y muy importante en la vida de los balineses.

Aquí se ve mucha gente, turistas y balineses. Los turistas fotografiando todo y los balineses llevando ofrendas.

Nos volvemos a poner el sarong y esta vez con menos gracia, porque nadie nos ayuda.

Podemos ver una gran explanada y unas escaleras centrales un poco empinadas, que utilizaremos para bajar después. Empezaremos subiendo rodeando el templo por un lado.

Hay zonas, consideradas sagradas, que solo se puede pasar a rezar o a mantenerlo cuidado, los turistas podemos verlo desde fuera.

Besakih ocupa 3km cuadrados y tiene un total de 22 templos. Se fundó en el siglo VIII por un sabio javanés Rsi Markandya, para pasar después al reino de Klungkung (que nosotros ya habíamos visitado) https://imaginayvivetuviaje.com/2018/11/25/pinturas-de-kerta-gosa-en-klung-kung/

Todos los templos menos dos, fueron destruidos por el terremoto de 1917, restaurados varias veces a lo largo del siglo XX. Es el más importante templo hinduista en Bali.

Hay senderos que comunican todos los templos. Nosotros tenemos que ver las zonas sagradas desde los senderos y por encima de los muros.

Esos “tejaditos” que vemos constantemente en los templos balineses, se llaman Meru, pagodas, santuarios dedicados a los dioses y espíritus. Los santuarios meru pueden tener 3, 5, 7, 9 u 11 alturas, siempre impares, aumentaran en función de la importancia del Dios o espíritu al que se venere. Representa el monte sagrado hinduista Meru. Besakih es de los pocos Templos que cuenta con Meru de 11 alturas.

Es sin lugar a dudas un lugar mágico, misteriosos, espiritual, huele a incienso constantemente… Así es Bali…

Miles de detalles nos hacen disfrutar enormemente del templo, absolutamente todo llama nuestra atención, tenemos muchas, pero que muchas fotos de este maravilloso lugar.

Con la sonrisa de estos niños termino la entrada al “Templo Madre” Pura Besakih.

Para mi Bali fue eso, una sonrisa, el ver a todas las personas sonreír me hizo valorar lo verdaderamente importante…

Las fotografías y comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje en Bali. Agosto 2019.