En el post anterior Durmiendo en ……. Viena, ya dije que la famosa Noria del Prater está a una estación de metro de nuestro hotel en Praterstern. Se puede ir andando, se tarda unos 5 minutos, aunque si tienes la tarjeta de transporte, ya compensa.

20180716_213430

En cuanto la vemos, vamos directos a uno de sus vagones para sentir que estamos protagonizando un poco “El tercer hombre”. o “Alta tensión” de James Bond.

El precio de la entrada es de 10 euros para subir a la Noria, (la entrada al Parque de atracciones es gratis, solo pagas la atracción a la que subas). Nosotros no teníamos ningún descuento. Los niños en la Noria se consideran hasta 14 años.

 

https://www.wien.info/es/sightseeing/prater

https://www.wien.info/es/sightseeing/prater/giant-ferris-wheel

La Noria tiene 60 metros de altura. Se inauguró en 1897 durante la celebración del 50 aniversario de la coronación de Francisco José I, emblema de la ciudad y superviviente de grandes acontecimientos históricos.

Las cabinas que vemos en el museo son las que no se pudieron colocar en la noria,  sirven de expositores para contar la historia de la ciudad, desde el Impero Romano hasta que fue casi destruida durante la 2º Guerra Mundial.

No había casi nadie para subir, así que enseguida estábamos dentro de una cabina, compartiéndola con dos personas más (éramos 7 personas en total). Parecía que si nos movíamos los 5 hacía un lado, todo el peso iba balanceándose hacía ese lado, había que igualar los lados; alguna que otra risa ¡se escuchaba por toda la noria!

Tengo que decir que me parecía más bonito cuando la cabina iba subiendo entre los hierros del armazón que luego la vista desde arriba de la ciudad, es bonita, pero “no me quitó el sentido”, no me pareció tan espectacular como dicen.

IMG_0454IMG_0455IMG_0457IMG_0464IMG_0468IMG_0470IMG_0473

El recorrido no lo controlamos, se nos hizo corto, no supera los 15 minutos, pero aún así creo que es un buen comienzo para disfrutar de Viena.

Si vais con adolescentes querrán volver a ir a montar en alguna de sus atracciones, (caras), los nuestros se quedaron con ganas de entrar en la casa del terror.

IMG_0486

En el parque hay muchos restaurantes de todo tipo de comida, para cenar sentados o rápidamente. Empezamos a ver que los precios de Viena no iban a ser baratos.

Primer objetivo previsto en nuestro viaje, hecho…

Las fotos y los comentarios son de Imagina y Vive Tu viaje en Viena. Julio 2018.