Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Varios edificios hacen que la visita a Málaga merezca la pena. Castillo de Gribalfaro, Alcazaba y Teatro Romano y la Catedral de la Encarnación. Por supuesto los museos de la ciudad que se han instalado allí en los últimos años, como el Museo Picasso entre ellos. (Los otros museos los dejamos para otra visita a la ciudad).

Te recomiendo subir a primera hora de la mañana al Castillo de Gibralfaro:

  • Andando es un paseo todo en subida por el Paseo de Don Juan Temboury y el monte que llega al castillo.
  • En el autobús número 35. Cuesta 1,40€. Sale en la Avenida de Andalucía en el centro histórico de la ciudad y llega hasta el castillo.
  • En coche si lo has llevado lo puedes dejar en el aparcamiento del castillo.
  • En taxi es una buena opción, te deja en la entrada al castillo no es muy caro. Puedes ir bajando después disfrutando del paseo y de los otros edificios hasta llegar al centro.

Castillo de Gibralfaro

La entrada al Castillo de Gibralfaro cuesta 3,50€, si eres estudiante, jubilado, desempleado o con alguna minusvalía (-33%) tienes la entrada reducida por 1,50€.

Existe la opción de sacar la entrada conjunta también para la Alcazaba, los dos monumentos 5,50€. La entrada reducida a los dos monumentos es de 2,50€. Si sacas esta entrada tienes 48 horas para visitar los dos monumentos.

El castillo domina toda la ciudad, desde sus orígenes ha sido una gran atalaya donde observar la ciudad y los accesos a ella por mar y tierra.

El Castillo de Gibralfaro se construyó en el siglo XIV para que los soldados residieran y proteger la Alcazaba. Fue la fortaleza más inexpugnable de todo Al-Ándalus. Su origén es más antiguo aún, los fenicios y romanos ya estuvieron en ese alto. Se conservan de esos pueblos restos de cerámica.

Los Reyes Católicos pensaban que Málaga tenía una posición estratégica por eso decidieron destinar los impuestos de la cal, teja y ladrillo, para reparar las fortificaciones de la ciudad. En la Guerra de la Independencia también jugó un papel importante. Desde el año 1925 pertenece al Ayuntamiento de Málaga. Se hicieron muchas reformas y se construyó un Centro de Interpretación para conocer la historia del castillo. Es el antiguo polvorín del castillo. Hay una maqueta de la Málaga musulmana.

Te recomiendo que camines por el adarve, disfrutando de la fortaleza musulmana, de las vistas a la ciudad de Málaga, de sus jardines y con suerte podrás ver a las ardillas que viven allí.

Desde allí vamos a la Alcazaba (recuerda que puedes utilizar la misma entrada, pero hay que salir del castillo).

Vamos bajando y hay un mirador en el que debes pararte y disfrutar de la vista, no te defraudaurá.

Bajando hacia la Alcazaba por la Coracha no hago nada más que pensar que ¡qué bonita es Málaga!

Alcazaba

Acuerdáte que puedes visitar los dos monumentos con la misma entrada y durante 48 horas (desde la compra).

La entrada a la Alcazaba cuesta 3,50€, si eres estudiante, jubilado, desempleado o con alguna minusvalía (-33%) tienes la entrada reducida por 1,50€.

La entrada conjunta también para la Alcazaba, los dos monumentos 5,50€. La entrada reducida a los dos monumentos es de 2,50€.

La Alcazaba malagueña es uno de los recintos defensivos más importantes que se conservan en España. Está a los pies del Castillo de Gibralfaro. Fue construída entre 1057 y 1063 por el rey de la taifa de Granada. Hoy en día ha sido restaurada y está preparada para ser visitadas por cientos de turístas al día.

Cuenta con un recinto inferior y uno superior.

En el Recinto inferior vemos: Puerta de la Bóveda Vaída. Puerta de las Columnas. Puerta de la Torre del Cristo.

En el Recinto Superior: Plaza de Armas. Palacio de Taifa. Palacio Nazarí.

Con la entrada tienes una audioguia que explica bastante bien todos las dependencias e historia de la Alcazaba.

Esta visita la disfruté al máximo sin ir pensando en qué escribiría después, así que no te aburro mucho. Dejo una galería de fotos para que veas que merece la pena la visita.

De la Alcazaba se sale directamente al Teatro Romano, nuestra siguiente visita.

Teatro Romano

El Teatro Romano es el lugar más importante de origen romano de Málaga. Se construyó en los primeros años del siglo I. El teatro está construído sobre unas termas más antiguas. Se hizo mezclando la forma griega y romana, ya que una parte de las gradas está aprovechando una parte de la ladera.

Se conserva la mayor parte de la cavea y en la orquesta algunas losas de mármol. Dejó de usarse en el siglo II. Muchas piedras se usaron en la Alcazaba. Muchos años después serviría de instalación para la salazón, también para elaborar el garum.

En el siglo V se utilizará como necropólis.

Durante siglos estuvo oculto debajo de las calles. En 1940 se construye la Casa de la Cultura y cuando se iban a hacer jardines delante del edificio en 1951, aparecieron los primeros restos. En principio se pensó que eran restos de muralla, pero fueron apareciendo parte de las gradas. El resto del teatro estaba debajo de la Casa de la Cultura. Se tomó la decisión de derrumbarla para descubrir todo el yacimiento arqueológico.

Hay un pequeño centro de interpretación de acceso gratuito, igual que el Teatro. Está abierto de martes a sábado de 10:00 a 18:00 horas. Domingos y festivos de 10:00 a 16:00 horas. No es necesario reservar la entrada.

Antes de visitar nuestro último monumento del día, toca dar un poco gusto al paladar en un pequeño restaurante de comida marroquí en pleno centro histórico de Málaga. Lo elegimos por su fachada y nos vimos envueltos en Al-Ándalus. Restaurante Mosaico.

De entrada un rico carpaccio de calabacín con nueces, queso roquefort y crujiente de gambas y verduras. De platos principales un cuscús y un tataki de atún. Con mucha tranquilidad un rico té a la menta para reposar la comida e iniciar el camino hasta la Catedral de Málaga.

Catedral de Nuestra Señora de la Encarnación

Como muchas de las grandes iglesias de España está construída encima de la Mezquita Aljama que hubo en Málaga. Está considerada una de las joyas del Renacimiento español más importante. Se realizó en diferentes fases desde finales del siglo XV hasta el siglo XVIII. En 1768 se abrió como se la conoce hoy en día. Solo quedarían por construir las torres, pero la Guerra de la Independencia, después las distintas desamortizaciones hacen que no puedan seguir con las obras. Con la visita de Isabel II a Málaga se intentó terminar, pero no se consiguió.

Después de una breve introducción hitórica, te dejo el enlace de la página web de la catedral, donde está muy bien explicados los distintos precios y horarios. (Para los profes no ha descuentos).

Nosotros sacamos la entrada combinada Catedral + cubiertas, con audioguia incluida (Nos costó 10€, pero ahora cuesta 12€). Te recomiendo que cojas esa entrada y que la reserves online, especialmente la hora de subir a las cubiertas, merece muchímo la pena, especialmente a última hora, se va viendo el color del atardecer y es ¡precioso!

La Catedral de Málaga, también es conocida como «La Manquita», Es la catedral más alta de Andalucía por una de sus torres, la norte, pero la sur está sin terminar, se pueden ver los fustes de las columnas al aire. Esta situación crea un poco de debate entre los malagueños y también en los turístas que la visitan. Hay quien piensa que debería terminarse la torre, para dar equilibrio y finalizar una obra de arte y hay quien piensa que es así, así la conocen en su tierra y para qué cambiar… Ahí lo dejo…

El interior es en cruz latina, con tres naves a la misma altura. Una cabecera con girola muy bonita. Creo que si algo llama la atención en La Manquita es precisamente la altura de sus bóvedas.

Se divide en tres zonas de capillas. Las de la Nave del Evangelio, las de la Nave de la Epístola y las de la Nave del Crucero.

Un cuadro que no deja indiferente es «La decapitación de San Pablo», de Enrique Simonet, premiado en 1887 en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid.

Las sillas del Coro están talladas en cedro, caoba y granadillo de América. Es uno de los más importantes del Barroco español del siglo XVII. Hay 44 asientos. Pedro de Mena será el escultor de las 40 figuras que forman parte del coro.

Tengo que decirte que aparte del Coro, subir a las cubiertas es lo que más me gustó de la Catedral de Málaga.

Tienes que salir a un pequeño jardín y acceder por la torre que está completa, la del reloj y ahí estar preparada unos minutos antes de tu hora de subida.

Lo primero que íremos viendo es una perspectiva de las naves de la Catedral desde arriba, vista muy diferente a lo que estamos acostumbrados.

Prepárate a subir 200 escalones en una escalera de caracol y a unos cincuenta metros de altura. A partir de ahí disfruta de la vista y si tienes suerte de su toque de campanas.

Así termina otro intenso día viajero, pero con el cuerpo cargado de lugares preciosísimos e imágenes irrepetibles.

Sólo nos quedan algunas horas del día siguiente para volver a casa. Callejear un poco más por la ciudad, dar un paseo en barco por la Bahía de Málaga. (Hay muchas empresas, nosotros cogimos sin reservar el primero que salía, Barco City Sightseeing Málaga) Suficiente para llevarnos de vuelta a casa toda la brisa del mar y abrir un poco de boca y comer unos espetos en la Playa de la Malagueta.

Tengo claro que Málaga merece más visitas, muchos son los lugares que nos quedan por ver en la capital… Volveremos ¡Ojalá los billetes del AVE fueran más baratos en fin de semana!…😂😂😂

Si has llegado hasta aquí ¡GRACIAS por leerme hasta el final! Si te ha gustado 👍🏼✍🏼

Las fotografías y comentarios son de Imagina Y Vive Tu Viaje en Málaga. Puente de Todos los Santos 2021.