Sintra es uno de esos lugares que te trasladan a otra época, a un mundo mágico, misterioso, como de cuento del que nunca te cansas.

Afortunadamente el tiempo acompaña y brilla el sol. Podemos subir en coche, sin necesidad de coger el autobús que te sube desde el centro de Sintra, y entramos (después de otra cola) por el Portón de los Lagos, disfrutando así de los bonitos jardines del Palacio.

FOTO4632 FOTO4641FOTO4633

FOTO4668

Esta 2ª vez que visitamos Sintra todavía está más bonito, han pintado la fachada y resplandecen los vivos colores.

20160327_114434    Pasadizos, garitas, torres, azulejos, habitaciones reales, capilla, arcos, como su famoso Arco del Tritón, vistas de la Sierra,… En una palabra ESPECTACULAR.FOTO4697

FOTO4718 FOTO4719 FOTO4724 FOTO4729

20160327_120520 FOTO4731 FOTO4783

FOTO4862

Un sandwich en el bar que hay en una de las terrazas con una agradable vista y volvemos a recorrer los jardines del Palacio para regresar al coche.

FOTO4895 FOTO4912

Decidimos ir a Cascais. Cambiamos de lo mágico y misterioso a lo turístico, pero también bonito. Dejamos el coche casi en Estoril para recorrer unos 3km que hay entre un pueblo y otro de paseo maritimo, viendo como rompen las olas del Océnao Atlántico y como es de lo más divertido evitar que te mojen.

FOTO4953 FOTO4970 FOTO4984 FOTO5009 FOTO5041 FOTO5059 FOTO5060

Después de este bonito día regresamos a Lisboa, pensando que Cascais es un buen lugar para ir de vacaciones en verano.