Último día que pasamos en Lisboa, porque al día siguiente regresaremos a casa. Tenemos que aprovechar bien las 24 horas que nos quedan.

Volvemos al centro de Lisboa para subir al Elevador de Santa Justa y contemplar otra bonita vista.

FOTO5072 FOTO5091

FOTO5110

FOTO5132     FOTO5115

Salimos por la entrada al Museo Arqueológico del Carmo. Nos quedamos con ganas de entrar pero,… en la próxima visita.

Es la hora de un café en el famoso Café Brasileira, en pleno Barrio del Chiado, y que horror, el café bueno, como en todo Portugal, pero deben estar acostumbrados a muchos turístas y el trato deja bastante que desear. Si lo podéis evitar, mucho mejor, no es de los imprescidibles.

La zona comercial y de calles anchas dan paso a calles muy empinadas y con funiculares como el de Bica y algún que otro mirador, como el de Santa Catalina, menos visitado que otros, pero la verdad, no tan bonito.

Llegamos al moderno Mercado de Ribeira, estupendo para picar algo, pero no para 9 personas, esta hasta arriba. anotado queda para la próxima…

Muy cerca del Mercado está el bar “Flor do Cais”, donde comimos estupendamente bien.

Andando en línea recta se llega a la Plaza del Comercio, donde está vez nos acercamos al borde del río, también hay una pequeña playita donde los niños abren boca para un delicioso helado.

Caminando hasta la Plaza de los Restauradores, donde está el Hard Rock Café Lisboa (lugar al que tenemos que entrar si o si)  (Los guantes de Madonna en Material Girl y el chandal Adidas de Eminem…)

Terminamos el día en el Parque Eduardo Vi, siendo así una bonita despedida de Lisboa.

FOTO5519