Este fin de semana, hemos disfrutado de una escapada rural ya instaurada en este mes de septiembre desde hace unos 5 años.

Vamos descubriendo casas rurales de las provincias de Ávila y Toledo, porque son cercanas a Madrid, siempre buscamos a 1 hora o un poco más, para empezar a disfrutar de viernes a sábado.

En esta ocasión hemos ido a Navaluenga, relativamente cerca de Gredos y a 100m de las piscinas naturales que hay en el pueblo y además Navaluenga en fiestas.

La casa es muy grande, incluso a nosotros que somos 15 personas nos sobra alguna habitación. Aquí dejo el enlace por si os interesa la información detallada de la casa.

http://www.casaviria.com/

Una barbacoa en su propia caseta, un jardín y una piscina hacen que sea para ideal para nosotros (8 adultos), con 5 adolescentes y 2 niños. Varias zonas en el jardín para estar tanto delante, (no tengo fotos) como detrás de la casa.

La planta sótano de la casa es para nosotros ¡lo mejor que tiene!

20180907_19320520180907_19321120180907_19322020180907_193228

Tenemos de todo en esa planta, incluso una diana con un montón de opciones de juego, como la de los bares.

Subimos a la planta baja donde esta la cocina, muy bien equipada por cierto, una habitación con 5 camas, 2 baños, 2 habitaciones con dos camas y otra más con cama de matrimonio y baño en la habitación.

Si tengo que poner un “pero” a la casa es el menaje en las habitaciones, las sábanas, las colchas, (especialmente las colchas) parecía que no se lavaban después de cada uso de la casa. Yo la verdad es que no soy muy exquisita con las casas, pero esos detalles son importantes, creo que faltaba un poco de cuidado en esos detalles…

20180907_193856

Unas escaleras llevan hasta la planta de arriba de la casa, pero la verdad, no tengo fotos de esa planta.

Quizá la casa necesite un lavado de cara, pero por lo demás es muy recomendable, por esa planta baja que da tanto juego a pequeños y a mayores y por la ubicación de la casa.

 

 

Las fotos y comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje en Casa Viria, Navaluenga. Ávila. Septiembre 2018.