Etiquetas

, , ,

Nuestra bajada del Norte de Bali al Sur, comienza por visitar el único templo budista de la isla.

Brahma Vihara Ashrama, en Banjar, es uno de esos lugares que desde que llegas tienes la certeza de que no vas a olvidar jamás.

No sé si tendrá que ver con que apenas había gente (una pareja y una familia), pero ¡nos encanta! Se respira paz y sobre todo mucha positividad, aunque no soy capaz de explicar el por qué, traspasa la piel...

Es curioso, el templo es budista, pero constantemente hay mezcla con el hinduismo y sobre todo con el animismo que caracteriza especialmente a Bali.

Tiene muchas zonas para ver, puedes entrar donde rezan, descalzo. Hay estatuas de Buda por todas partes en distintas posturas de meditación.

En la primera estancia a la que accedemos está el Buda dorado.

Después es dejarse llevar, disfrutando de los detalles, del olor a incienso, de los colores de las flores, es momento de acordarte de personas con las que te gustaría estar viviendo ese instante, de llenarse de esa espiritualidad que necesitaremos ir dosificando después, a lo largo de todo el año….

El templo es moderno , fue construido en 1970 por un brahmán local convertido al budismo.

Tuvimos la gran suerte de escuchar un instrumento típico balinés: “gamelan”, en una de las estancias.

Uno de los lugares con más espiritualidad quizá fuera el templo que tiene unas estupas perforadas, como campanas invertidas. Como el de Borobudur en Java, pero a lo pequeño.

Después debajo, estaba lleno de figuras de Buda, de ofrendas y de incienso.

Solo nos queda ver una puerta partida, candi bentar. Representa la montaña cosmica dividida en las fuerzas positivas y negativas del universo. Típica de los templos balineses.

Viajar es siempre un aprendizaje constante, y una de las cosas importantes que aprendimos en Bali, fue que son muy respetuosos con las creencias de todas las personas, y que ellos son profundamente religiosos.

Con esta paz que me produce recordar ese momento, doy paso a una semana de entradas sobre Bali. Nuestra bajada al Sur dio para mucho.

Las fotografías y comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje en Bali. Agosto 2018.