FOTO0989

Nuestro fin de semana en Valencia llega a su fin y como hay que pensar en la vuelta, organizamos una visita para la mañana,  hasta la comida y después regreso a Madrid.

Desde nuestro hotel tenemos unos 15 minutos andando hasta el Ayuntamiento más o menos. Nuestra primera parada es la Plaza de Toros, modernista en su estilo y ya con el cartel para Las Fallas por todas partes.

Justo al lado de la Plaza de Toros se encuentra la bonita Estación de Norte, donde con una rápida mirada nos encontramos lo que uno espera encontrar en Valencia: naranjas, flores de azahar, la Albufera, el Micalet….

En el interior también encontramos detalles interesantes.

La Avenida Marqués de Sotelo nos lleva directamente a la Plaza del Ayuntamiento, donde parece que algo están preparando , (cuando estuvimos quedaba menos de un mes para  Las Fallas).

La Plaza es como un triángulo y continuamos por Marqués de Sotelo hasta coincidir con la Calle María Cristina que nos lleva directos al Mercado Central. No podemos entrar porque es domingo y está cerrado pero si podemos rodear todo el bonito edificio y encima hay “mercadillo”.

Justo enfrente de la Iglesia Santos Juanes está la Loja de los Mercaderes o de la Seda, es un edificio precioso, desde 1996 Patrimonio de la Humanidad.

20170219_140328.jpg

Con este paseo se nos hace tarde para subir a  la torre de la Catedral, uno de nuestros objetivos, El Micalet. Nos conformamos con recorrer las calles cercanas a la catedral y hacernos a la idea de que habrá que volver, a tomar aperitivos y a subir al Micalet….

20170219_144146

 

Encontramos un restaurante italiano que nos encantó y allí entramos y encima nos recomendaron visitar Sicilia. ¿Quién sabe si ese será nuestro próximo destino de verano? De momento la comida exquisita.

Antes de irnos habíamos visto desde fuera una pequeña plaza que llamó nuestra atención la Plaza Redonda.

Regresamos con mucha calma y haciendo planes de viajes futuros compartidos y despidiéndonos pensando que “somos amarillos”, entendiendo lo qué significa…. Barcelona y Madrid están más cerca de lo que parece, al menos en lo que a dos familias se refiere.

Y ahora a terminar la maleta, es Semana Santa y mañana salimos de viaje a La Alpujarra, Granada.