20170421_114727

Un viaje siempre es especial, por el lugar donde vas, por las personas que te acompañan,  lo que ves, lo que sientes….                                                                                                     Cuando vas a un “super viaje todo incluido” (porque la persona con la que compartes tu vida ha recibido un premio a su trabajo, a su esfuerzo), el sacrificio hecho “casi” se olvida.

La cuestión es que nuestro nuevo viaje vino casi por sorpresa y sin preparar, por una vez no hay mapas extendidos, guías, páginas webs, blogs,… Nada, solo dejarse llevar, (eso a veces es emocionante). Oporto es el destino, y aunque ya habíamos estado, nos encanta volver.

El avión en 45 minutos nos lleva a Oporto, pero allí ahí un microbus que nos lleva directos a Amarante, para tomarnos un delicioso café y unas pastas de huevo, antes de adentrarnos en el Valle del Duero.

Vimos poco de Amarante, tan solo la preciosa vista desde nuestra cafetería y la Iglesia de San Gonzalo, donde las mujeres “maduras” van a pedirle al Santo un novio….

En la sacristía se guarda ahora la imagen del Santo venerado y en alto, para evitar que la fuerte devoción siga rompiendo la imagen cuando tiran de su cordón para pedir su deseo.

De Amarante nuestro autobús privado nos lleva a Pinhâo , donde nos esperaba un barco típico ravelo para dar un precioso paseo por el tranquilo Duero, eso sí con musiquita, aperitivo y las primeras Super Bock del viaje.

La ciudad de Pinhâo, es famosa por ser la ciudad desde donde parten muchas embarcaciones para hacer un crucero por el Duero, pero sobre todo es famosa por estar rodeada de Quintas, bodegas donde se elabora el Vino de Oporto.

Para seguir encantados con los detalles, después del paseo en Ravelo, nos llevaron a visitar la Quinta de Pacheca, donde nos esperaba una agradable portuguesa para enseñarnos su bodega y explicarnos 4 de sus vinos con unas galletas saladas como único aperitivo:

  • Pacheca Colheita White (8.00€)
  • Pacheca Reserva Vinhas Velhas (19.00€)
  • Pacheca White Port (14.00€)
  • Pacheca Tawny Port 20 años (42.00€)

IMG_9730Nuestro recorrido por el Duero, nos va enseñando este rico paisaje de viñas, siempre en alto para que las uvas no toquen el suelo.

Nos llevan hasta un hotel espectacular donde nos esperan para comer, es tan espectacular que merece la pena publicarlo en la categoría de Dando gusto al paladar… (Será el siguiente post).

Después de comer nos tenemos que ir dirección a Oporto para llegar a nuestro precioso hotel, del que también hablaré en Durmiendo en… (Se me acumula el trabajo con los post….).

20170426_194256

Después de tener habitación, un bañito relajante y “pintarse una la cara” nos vamos al restaurante de moda en Oporto Twins, donde probamos una selección de lo más “chic”.

Cena y a dormir. Hemos madrugado mucho y el día no ha podido ser más intenso.