Nos levantamos de nuestro estupendo Cortijo La Suerte, para hacer un buen desayuno y emprender ruta en coche hasta Pampaneira, de donde partiremos para hacer una conocida senda llamada Barranco de Poqueira. http://capileira.es/index.php?sec=220

20170414_191338La tarde que estuvimos en Pampaneira ya vimos por donde teníamos que empezar la senda. Estábamos los trece muy motivados para hacerla, aunque nos habían dicho que lo más complicado sería la subida al primer pueblo del Barranco Bubión.

Habíamos conseguido varias rutas o mejor dicho varios mapas como los del enlace que he puesto arriba, pero no teníamos nada clara la vuelta, así que como íbamos con tantos niños mejor no arriesgarse y decidimos hacer ida y vuelta por el mismo sitio.

Muy decididos íbamos preparados para subir y así fue nuestro comienzo… Hora de la salida 10:00 de la mañana.

En cualquier ruta o senda que queramos hacer “llevar SIEMPRE calzado cómodo: deportivas, no demasiado lisas, que se agarren un poco al suelo y a poder ser NO vaqueros” por sencilla que nos parezca la ruta. Para esta ruta no es imprescindible botas de montaña, pero si aconsejable unas que sujeten bien el pie.

Como nos marca un pequeño cartel hasta Bubión (2º de los pueblos del Barranco) tan sólo hay 1,5km, pero de subida, así que puedo decir que es el tramo más duro de todo el camino, pero no hay que desanimarse…

Poco a poco se va ganando altura y las vistas van siendo muy bonitas. Por cierto los niños no muestran ninguna dificultad en la subida, entre ellos se van animando, casi vamos peor los adultos.

Imposible perderse en esta ruta, es un único camino y señalizado todo el tiempo con las franjas blancas y amarillas de Pequeño recorrido.

Por fin vemos que nos acercamos a Bubión.

Un breve remojón en la fuente de la Plaza de la Iglesia y casi sin parar continuamos por el camino de la derecha que nos manda a Capileira.

De Bubión a Capileira es un trayecto más largo, pero no tan duro, es de subida pero menos empinada, se puede disfrutar del paisaje y de una buena conversación.

Llegar a Capileira nos encantó, habíamos conseguido el primer objetivo y lo habíamos hecho todos, los 13, todo un logro la verdad.

20170415_123415

Nuestra Alhambra, café y refrescos nos los hemos ganado en la terraza de un bar. A saborear nuestro objetivo conseguido.

Y era medio día, vamos muy bien teniendo en cuenta que tardamos menos de 1 hora y 45 minutos.

A las 12 disfrutábamos de ese placer que es el sentarse en una terraza.

Pero no se ha terminado, tenemos que bajar por el mismo camino, porque tenemos decidido comer unos bocadillos maravillosos en un bar en Pampaneira, es decir en el primer pueblo de nuestra caminata.

20170415_132115El calor aprieta, pero la bajada se hace menos dura para todos. Una breve parada en Bubión para un trago de agua y para esperar al pelotón.

El paisaje, la vista se ve de otra forma, impresionante el barranco. Bubión lo vemos con otros ojos, incluso sacamos fotos.

Lo que si es impresionante es lo bien que nos sientan los bocatas, las raciones y la Alhambra, que nos hace reponer todas las fuerzas.

Después de comer nos damos una vuelta para comprar “caramelos de jamón” no es un error del corrector, es cierto, habíamos visto en la tele que en Pampaneira había una fábrica de caramelos de jamón y allí que fuimos a ver.

Si que saben a jamón, aunque todavía no sé si me gustan o no, tengo que seguir probándolos. Propongo que los probéis y juzgar vosotros mismos. Merece la pena ver la tienda y todo lo que tienen. Sus caramelos de Cáñamo CBD también son muy conocidos en la zona.

En Pampaneira también hay varias tiendas de chocolates artesanos y sobre todo tiendas de alfombras, preciosísimas, ¡¡¡quién se resiste a no comprar algo!!!!!! ¡Yo no seré la que se vaya con las manos vacías!

Nos vamos al Cortijo para descansar un poquito y salir unos pocos del grupo a Soportújar, un pueblo cercano para dar un paseo, (¡¡¡se nos había quedado corto el de la mañana!!! ¡¡No!!). Esto lo cuento en el siguiente post.