Etiquetas

, , , ,

Nuestro primer día para descubrir y disfrutar de la increíble isla de La Palma, fue un plan B a lo que previamente habíamos planeado.

Un día antes de este 18 de agosto, nos habían anulado la visita al Observatorio Astronómico del Roque de los Muchachos, que habíamos reservado un mes antes, ya que tiene limitadas las visitas y siempre hay que hacer reserva. Como os digo nos anularon y devolvieron el dinero, todo a consecuencia de la alerta por calor que hubo en esa quincena del agosto en la isla. (Anulación que no entendimos y las personas con las que hablamos de la isla, tampoco entendían). Muy comprensible a los cortes de los senderos, para poder controlar el número de personas, por si hubiera algún peligro, pero lo del Observatorio….

La cuestión es que no teníamos que madrugar demasiado al cambiar los planes. Reestructuramos el día de tal manera que fuera una ruta parecida a la idea original. La ruta del día es para hacerla en coche, ya que iríamos a distintos puntos de la isla del centro hacía el Norte.

Nuestra primera parada, muy cerca de El Paso, localidad donde está nuestra casa rural Los Guanches, en la carretera LP- 1 fue el Mirador del Time. Se puede hacer andando desde Tazacorte, de unos tres kilómetros en subida.

Se tiene una bonita vista de Tazacorte, su playa y de las plantaciones de plátanos del Valle de Aridane. Había un poco “calima” y no pudimos ver la isla del Hierro, que se supone se ve desde el mirador.

La siguiente parada es en una gasolinera (no hay demasiadas en la isla) para echar gasolina y beber algo fresquito ¡el calor es exagerado! Tenemos un paseo en coche hasta llegar al Mirador del Roque de los Muchachos.

Este día teníamos pensado dedicárselo a esa zona del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, aprovechando que teníamos la visita al Observatorio, así que teníamos que ir al mirador, si o si. Por cierto una de las pocas rutas que estaban abiertas en el Parque y en la isla.

Tenemos que esperar una media hora en un pequeño aparcamiento al principio de la carretera que va al Roque, hasta que van saliendo los coches que se encuentran arriba (imagino que a todos los que nos han anulado la visita al Observatorio hicimos lo mismo).

Lo hacen para controlar los coches que entran y salen, hay vigilantes que van controlando subidas y bajadas en una estrecha carretera.

La espera no se nos hace pesada a pesar del calor, había un trío de cuervos que nos entretenían a todos los que esperábamos. Así llegó nuestro turno y subimos.

Una vez que aparcas disfrutas de la vista de los distintos telescopios del Observatorio Astronómico y comienza el paseo, yo os recomiendo llegar hasta el último mirador. ¡Merece la pena!

La vista es increíble desde el primero al último.

Podemos ver las consecuencias de la erupción del volcán, preciosas plantas y muchos de los lagartos endémicos de las Islas Canarias.

Recorrer este camino nos lleva un poco más de 1 hora, podríamos estar disfrutando de la vista mucho más, pero ¡hace mucho calor!

Bajamos ahora por la estrecha carretera que nos saca del Parque Nacional y el primer sitio que nos encontramos para comer, ahí nos quedamos: “Parrillada el Bailadero”. Nos pareció un lugar donde comen los palmeros y había bastantes coches en su aparcamiento.

Si buscáis en Internet, encontraréis opiniones para todos los gustos. Yo repetí pescado, pero los chicos tiraron por la carne. La comida canaria buenísima y bien de precio, para nosotros perfecto,

Un queso estupendo, el gofio nos gustó un poco menos y las “papas arrugadas” siempre cumpliendo expectativas y una Tropical bien fría para mitigar el calorazo…

Después de comer queríamos haber ido al Yacimiento Arqueológico de la Zarza y la Zarcita, para ver sus grabados rupestres, pero tenemos que cambiar de nuevo los planes porque hace muchísimo calor y decidimos ir directos a las Piscinas de La Fajana. (Os recuerdo que viajamos con dos adolescentes y entre grabados en la piedra y piscinas…). Está claro que tendremos que volver para hacer todo lo que nos dejamos por hacer.

El camino desde el lugar donde comemos hasta las piscinas, es preciosísimo, con muchas curvas pero preciosísimo.

Paramos en otro de los miradores de la isla, este era el Mirador de las Mimbreras.

Cuando ya cogemos una carretera menos bonita, pero más sencilla, parece que nos vamos a perder, pero ¡no! Al final llegamos y ¡genial!

Aparcamos en un aparcamiento enorme con la vista en el precioso Faro de Punta Cumplida.

Las piscinas son unos antiguos charcos que servían para curtir el lino y recoger la sal, aprovechando las oquedades junto al mar.

Aunque las piscinas estaban llenas, era domingo, no nos importó para nada, disfrutamos del agua, bañándonos casi a mar abierto, escaleras directas al mar, fiándonos de lo que nos decían los de allí, para que no nos diera miedo y disfrutáramos…

Una cervecita y con menos calor gracias al baño, nos volvemos a nuestro bungalow en El Paso, para poner fin a este día en La Palma.

Os dejo aquí el enlace para que veáis en Google el mapa con las distancias de la zona norte que visitamos ese domingo de agosto. Aunque la isla no es muy grande, echa más tiempo del que crees en los desplazamientos.

Las fotografías y los comentarios son de Imagina y Vive en Tu Viaje en La Palma, agosto 2019.