Etiquetas

, , ,

La ruta que os cuento hoy de nuestro particular Camino de Santiago, de Pamplona a Puente la Reina, para mi creo que de las 7 etapas que hicimos, fue la más dura, pero más que por la dificultad del terreno o la distancia, fue por el calor, especialmente los últimos 5 kilómetros antes de Puente la Reina. ¡Mucho, muchísimo calor!

No hubo bosques como en la de Roncesvalles a Zubiri, ni muchas sombras como de Zubiri a Pamplona. Pero si muchos campos de cereales y de girasoles, eso sí ¡preciosos! También contamos con un Alto interesante, el del Perdón….

Señal del Camino en Pamplona.

La salida de Pamplona parece una romería… A lo largo de esta jornada vamos todo el tiempo con gente, especialmente con un grupo de canarias de lo más simpático…

Nada más salir de Pamplona nos encontramos los primeros cultivos de cereales y girasoles.

Siempre me había imaginado dentro de un campo de girasoles y no pude resistirme a sacarme alguna foto.

Llegamos a un pequeño pantano o embalse, que pena que no me acuerdo cómo se llamaba.

Llegamos a una zona sin sombra y a lo lejos los postes “molinos” de energía eólica, que nos decía que allí estaría el Alto del Perdón.

Pasamos antes del Alto por un pueblecito donde beber un poco, sellar la credencial y coger fuerzas para afrontar el sol en la subida.

Y por fin llegamos al Alto del Perdón, en una de las crestas de la sierra del Perdón, donde además de unos gigantescos molinos que transforman el viento en energía eléctrica para la ciudad de Pamplona…

También nos encontramos un grupo de esculturas dedicadas al Camino de Santiago titulada: “Monumento al Peregrino”. Realizado por el escultor navarro Vicente Galbete en hierro a tamaño natural.

Quiere representar un cortejo de peregrinos de distintas épocas que se cruzan con los molinos de viento.

Hay una frase preciosa que está en una de las esculturas.

Donde se cruza el camino del viento con el de las estrellas.

Después de un descanso para beber, comer algo de fruta y disfrutar de las vistas, cogemos de nuevo nuestras queridas señales amarillas que nos llevarán a Puente la Reina.

Pasamos por un pueblo un poco más grande que se llama Obanos, conocido en el Camino como “Villa de los Infanzones”. Aquí se reunieron en 1323 miembros de la nobleza de esta zona, para defender sus derechos frente a la nobleza y monarquía extranjera. Su movimiento tenía un lema:

Sed personas libres si queréis una patria libre.

Obanos hoy es conocido por una representación teatral que se hace en agosto, cada dos años. Está declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, en la que participan muchos de sus vecinos.

Nos queda ya muy poco para llegar a nuestro destino de esta etapa. Antes nos toca cruzar otra carretera y después de un camino de tierra sencillo llegamos a Puente la Reina.

Nuestro hostal Bidean está en el centro de la Calle Mayor, entrando en ella como peregrinos, donde ya nos está esperando una rica cervecita y una buena comida.

Después de comer y una siestecita, nos vamos a descubrir esta bonita ciudad encuentro de caminos hacia Santiago.

Nacida junto a su puente románico. Su configuración urbanística se mantiene casi intacta desde sus orígenes en 1122. Antes llamada Puente de Arga para pasar a llamarse Puente la Reina.

En la misma Calle Mayor está la iglesia de Santiago el Mayor, conservando su portada románica.

Entrada original románica.

La Calle Mayor termina en el famoso puente sobre el río Arga, que da nombre a la localidad.

Dicen que es el más famoso y bonito del Camino, puente románico de seis ojos de medio punto.

Las fotografías y los comentarios son de Imagina y Vive Tu Viaje haciendo el Camino de Santiago. De Pamplona a Puente la Reina. Julio 2019.